Portal médico sobre cardiología y medicina de familia

CARDIOFAMILIA | Cátedra de Terapias Avanzadas en Patología Cardiovascular de la Universidad de Málaga

cardiologia twitter medicina cardiofamiliaActualmente la presencia en las redes sociales garantiza una llegada inmediata al público que se desea captar. Las distintas aplicaciones que están activas permanentemente en los dispositivos móviles de millones de personas son el aval necesario para que quienes deseen una fluida recepción de información, puedan acceder a ella.

De hecho, hoy por hoy existen cuentas que un profesional de la salud no puede dejar de seguir para mantenerse informado sobre las últimas novedades en avances científicos, congresos y todo tipo de investigaciones relacionadas con la cardiología. A continuación se detallan las principales cuentas de Twitter que difunden información sobre esta especialidad:

SEC

Sociedad Española de Cardiología: se enfoca hacia la investigación y la formación; también a la publicación de guías de práctica clínica, apps, becas y ofertas de empleo para cardiólogos. Difunde mayormente información propia y también toma datos del Comité Nacional para la prevención del tabaquismo (@CNPT_E) y de la Revista Española de Cardiología (@RevEspCardiol), entre otras fuentes. @secardiologia

 

FECFundación Española del Corazón: difunde información sobre salud cardiovascular, prevención de enfermedades, diabetes, colesterol, hipertensión, tabaquismo, estrés, infarto, etc., así como investigaciones sobre nutrición y ejercicio. La fuente principal de información es su página www.fundaciondelcorazon.com. Por otra parte, también cita noticias relacionadas procedentes de los principales diarios españoles, como El País, El Mundo o ABC@cuidarcorazon

 

American Heart AAmerican Heart Association: la página oficial de la Asociación Americana del Corazón publica consejos sobre alimentación saludable y ejercicio para prevenir enfermedades del corazón, una de las principales causas de muerte en Estados Unidos. @American_Heart

 

 

AMCOLAmerican College of Cardiology: el Colegio Americano de Cardiología divulga información sobre el cuidado y la prevención de enfermedades cardiovasculares. La política sanitaria también es un tema recurrente en sus tuits. Generalmente se da difusión a las investigaciones científicas presentes en su página web, www.acc.org con sus enlaces respectivos. @ACCinTouch

 

imagen cardiacaAsociación Española de Imagen Cardiaca: hace hincapié en la información difundida en su web, www.ecocardio.com. Especialistas en ecocardiografía y otras técnicas de imagen cardiaca, en su cuenta presentan casos concretos, junto con  información de los principales eventos relacionados con imagen cardiaca de su propio canal (@ImagCardiacaTVwww.imagencardiaca.tv). Recientemente han dado a luz una nueva publicación, la revista RETIC (@RevEcocar), enfocada a la ecocardiografía práctica y otras técnicas de imagen cardiaca. @imagencardiaca

 

cnicCNIC: el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares estudia las bases principales de la salud y la enfermedad cardiovascular. En su cuenta difunden los avances de sus investigaciones científicas e información actualizada sobre congresos y concursos profesionales. @CNIC_CARDIO

 

 

ESCEuropean Society of Cardiology: la Sociedad Europea de Cardiología informa sobre actividades científicas y educativas, congresos, diferentes actividades de formación, encuestas sobre áreas específicas y guías de práctica clínica. @escardio 

 

 

SHCISección de Hemodinámica y Cardiología Intervencio-nista: Sección de Hemodinámica y Cardiología Intervencionista (SHCI) de la SEC, @secardiologia. Investigación, formación e información para profesionales y pacientes. Se da difusión a los contenidos de su página (www.hemodinamica.com) y se toman datos divulgados por entidades reconocidas, como la prestigiosa Circulation (@CircAHA), la publicación científica señera de la Asociación Americana del Corazón. @shci_sec

 

Así pues, actualmente Twitter permite que los profesionales de la salud accedan de manera rápida a la información más reciente relacionada con la cardiología. Instituciones, asociaciones y publicaciones especializadas se acercan a través de esta red social a todo lo que hay que saber para estar al día.

Fuentes principales: Twitter; Fernando Fernández y José Juan Gómez de Diego (2014). #CardioTuit. Aplicaciones profesionales de Twitter en cardiología. Sociedad Española de Cardiología. Publicación oficial.

cardiologia-apps-aplicaciones-medicina-cardiofamilia El avance de la tecnología ha modificado vertiginosamente la vida cotidiana. El ámbito de la salud no ha quedado exento, y actualmente son innumerables las aplicaciones que médicos y pacientes pueden descargar en sus móviles para acceder a diferentes utilidades relacionadas con su campo profesional. En el área de la cardiología, un especialista puede acceder a los últimos avances de la comunidad científica o enviar una explicación médica a un paciente con solo acceder a su dispositivo.

iMedicalApps.com destaca las siguientes aplicaciones específicas para cardiología:

DrawMDCardiologyDrawMD Cardiology: facilita el debate entre médicos y pacientes. Posee plantillas pero también permite realizar gráficos propios. Un aspecto a destacar es que permite importar imágenes. Toda la información se puede compartir a través de correo electrónico y es de gran utilidad para explicar al paciente procedimientos complejos. Es gratuita y está disponible para iPad. Descargar

 

CardiosmartCardioSmart Explorer: animaciones, vídeos cortos e imágenes interactivas para debates específicos entre cardiólogos y pacientes. La información también se puede compartir por correo electrónico. Requiere suscripción y está disponible para iPad. Descargar

 


HeartDecideHeart Decide: su objetivo es facilitar el intercambio de información sobre enfermedades cardiovasculares con los pacientes. Contiene un modelo de corazón en 3D, vídeos sobre distintas enfermedades y procedimientos cardiacos. Su descarga es gratuita, pero para poder utilizar todas sus funciones se requiere suscripción. Está disponible para iPad y iPhone. Descargar

 

ACS-TrialsACS Trials: resume la metodología, conclusiones, fortalezas y debilidades e incluso el contexto histórico de distintas investigaciones sobre el síndrome coronario agudo. Más que resúmenes, los profesionales encuentran en esta aplicación comentarios críticos. Es fácil de usar. Requiere suscripción y está disponible para iPad y iPhone. Descargar

 

Heart-Failure-TrialsHeart Failure Trials: es una aplicación universal que resume y organiza ensayos clínicos sobre insuficiencia cardiaca. Los estudios están organizados por categorías y reúnen información detallada. Requiere suscripción y está disponible para iPad, iPhone y dispositivos con sistema operativo Android. Descargar

 

 

 iASEiASE: la ecocardiografía es la base de los instrumentos de diagnósticos de la cardiología. Los parámetros se definen en estudios publicados por la Sociedad Americana de Ecocardiografía. Esta app extrae la información principal de los documentos y la organiza de forma que sea fácil de utilizar. Asimismo posee calculadoras para Qp/Qs, AVA y PISA. Requiere suscripción y está disponible para iPad, iPhone y dispositivos con sistema operativo Android. Descargar

 

CathSourceEchoSource, CathSource, ECGSource: estas tres aplicaciones presentan análisis de ecocardiografía, cateterismo cardiaco y ECG. Se organizan alrededor de varias áreas temáticas. En el caso de CathSource, incluye secciones de anatomía normal y acceso femoral, entre otras. EchoSource tiene una base de datos de más de 90 figuras, imágenes y vídeos de ecocardiografías con resultados comunes y poco comunes. Las tres apps requieren suscripción y están disponibles para iPad, iPhone y dispositivos con sistema operativo Android. Descargar (EchoSource) | Descargar (CathSource) | Descargar (ECGSource)

 

Antigoagulator

ACC Anticoag Evaluator: esta aplicación es de utilidad para calcular la función y el riesgo de accidente cerebrovascular isquémico, tromboembolismo renal de un paciente y sangrado, y también sirve para calcular el riesgo individualizado y las opciones de terapia antitrombótica en base a ensayos clínicos individuales. Es gratis y está disponible para iPad, iPhone y Android. Descargar

 

 

 ASCVD-riskASCDV Risk Estimator: esta app permite calcular el riesgo de enfermedad cardiovascular aterosclerótica (ASCVD) a diez años vista y de por vida. También incluye resúmenes de recomendaciones acerca de estilo de vida. Asimismo contiene una sección para pacientes donde se utiliza un lenguaje claro y preciso. Es gratis y está disponible para iPad, iPhone y Android. Descargar

 

 

TEE-Standard-viewsTEE Standard View: la aplicación combina un modelo 3D del corazón con una sonda virtual que el usuario puede mover a través de posiciones estándar. Sólo disponible para iPad. Descargar

 

 

A2C-CardiologiaPor lo que se refiere a novedades presentadas en los principales congresos sobre cardiología, hay que mencionar App2Congress Cardiología, que posibilita que los profesionales sanitarios puedan acceder de manera ágil y simple a las últimas novedades publicadas. Esta app permite realizar búsquedas temáticas o por congreso. Descargar

 

La tecnología brinda innumerables herramientas para actualizarse sobre los últimos avances científicos y poder optimizar la relación médico–paciente. Estos son sólo algunos de los instrumentos que pueden facilitar la práctica profesional.

Fuentes principales: iMedicalApps.com, Revista Española de Cardiología, Google Play, Apple Store.

El Servicio de Cirugía Cardiaca del Hospital Clínico Universitario cumple 20 años en activo. Desde sus inicios hasta hoy han pasado por sus quirófanos más de 7000 pacientes con distintas patologías cardiovasculares. Sólo el año pasado se operó a 400 pacientes. Aunque la mayoría de esas intervenciones reviste gravedad, el Clínico tiene una tasa de mortalidad inferior a la del resto de España, en torno al 5 %, y únicamente de un 2 % en casos de operaciones coronarias en las que no se le detiene al paciente el corazón para poder realizar la cirugía.

El objetivo del Servicio de Cirugía Cardiaca del Clínico es aumentar el número de operaciones (de 50 a 80 más cada año) a fin de reducir el tiempo de espera de los pacientes. El límite actual, fijado por la Conserjería de Salud, es de 180 días de espera como máximo, según indica el coordinador del Servicio de Cirugía Cardiaca del hospital, José María Melero. Se aspira a reducir a 90 días el tiempo máximo de espera de los pacientes. Para ello, se quiere incrementar el número de sesiones de quirófanos. Actualmente hay 80 pacientes en lista de espera.

hospital-clinico-aniversario-cirugia-cardiacaA la rueda de prensa convocada para exponer los datos y los resultados del Servicio han acudido el gerente de los hospitales públicos de Málaga, José Luis Doña; el director médico del Clínico, José Antonio Medina; el director de la Unidad de Gestión Clínica del Corazón, Eduardo de Teresa, y el mencionado coordinador de Cirugía Cardiaca, José María Melero. También han estado presentes los especialistas en cirugía cardiaca y fundadores de este servicio, Eduardo Olalla y Miguel Such, y el anestesiólogo Manuel Rubio. De las más de 7000 operaciones quirúrgicas realizadas, unas 3000 fueron a pacientes con problemas valvulares y otras 3000 a enfermos con afectación coronaria. Asimismo, se atendieron más de 1265 urgencias quirúrgicas relacionadas con esta especialidad. Por su parte, el doctor Eduardo de Teresa también gestor médico principal de Cardiofamilia, ha dicho que «la mejora en los resultados de morbimortalidad han constituido un objetivo prioritario en este área del hospital, consiguiendo en 20 años la reducción de los índices de mortalidad de las intervenciones cardiacas por debajo de los estándares nacionales».

Fuente: Noticia en Diario Sur

riesgo-vascular-asociado-a-trabajos-esfuerzo-fisico-intenso-cardiofamilia-cardiologia"Había ya investigaciones previas que demostraban que tanto los hombres como las mujeres que desempeñan trabajos físicos tienen un mayor riesgo de enfermedad cardiaca", afirma la autora principal del estudio publicado en European Journal of Preventive Cardiology, Karen Allesøe, de la Universidad del Sur de Dinamarca. "Las acciones de izado y acarreo provocan un aumento de la tensión arterial y pueden poner a las personas con hipertensión en especial riesgo de sufrir un episodio coronario. Queríamos investigar si las mujeres con hipertensión y trabajos exigentes desde el punto de vista físico tienen un riesgo especialmente alto de padecer enfermedades del corazón."

El estudio incluyó a 12.093 enfermeras del Estudio de la Cohorte de Enfermeras Danesas de 1993. Los datos sobre la hipertensión y la actividad física en el trabajo se obtuvieron mediante un cuestionario. La actividad física en el trabajo se clasificó en tres tipos: sedentaria, moderada (para aquellos casos en que principalmente se estaba de pie y se caminaba, pero no se ejercía más ejercicio físico) e intensa (para aquellos casos en que se estaba de pie o se caminaba con algo de levantamiento o carga; y con esfuerzo físico rápido o pesado).

Se comparó a las enfermeras con hipertensión y actividad física intensa en el trabajo con las enfermeras con una presión arterial normal y una actividad física moderada en el trabajo. Este último grupo se consideró más saludable; en todo caso, tanto una elevada actividad física en el trabajo como permanecer mucho tiempo sentado aumentan el riesgo de enfermedad cardiovascular. Durante el periodo de seguimiento (15 años) hubo 580 enfermeras que desarrollaron cardiopatía isquémica. Casi el 12 % padecía hipertensión. La actividad física en el trabajo se clasificó como intensa en el 46,3 % de las enfermeras, moderada en el 34,4 % y sedentaria en el 19,3 %.

Los investigadores determinaron que las enfermeras hipertensas con actividad física alta en el trabajo tenían casi tres veces más riesgo de cardiopatía isquémica que las enfermeras con la tensión sanguínea normal y actividad física moderada en el trabajo (índice de riesgo 2,87, IC del 95%, de 2,12 a 3,87). En el caso de las enfermeras con tensión arterial normal y actividad física intensa en el trabajo había un leve incremento del riesgo de enfermedades cardiacas (aproximadamente del 20 %), pero esto no fue estadísticamente significativo hasta efectuar los correspondientes ajustes por otros factores de riesgo cardiovascular, como la diabetes y el tabaquismo.

La combinación de hipertensión y actividad física en el trabajo aumenta el riesgo de cardiopatía isquémica más que si se suman riesgos individuales. Así lo demostró el hallazgo de cinco casos adicionales de enfermedad cardiaca debido a actividad física intensa en el trabajo y alrededor de 15 casos adicionales de hipertensión. Aunque se esperaban 20 casos adicionales para la combinación de la hipertensión y la actividad física intensa en el trabajo, los investigadores en realidad encontraron más de 60 casos adicionales.

Para Allesøe: "Esto implica que existe una interacción adicional entre la hipertensión y la actividad física intensa en el trabajo. Los dos factores de riesgo parecen trabajar de forma combinada, y ello resulta en una mayor incidencia de enfermedades del corazón. Por tanto, las mujeres hipertensas con un trabajo exigente a nivel físico pueden estar en riesgo especial de padecer enfermedades del corazón. Algo que entendemos que no se ha demostrado antes en mujeres".

Una posible explicación podría ser la vía aterosclerótica que conduce a la enfermedad cardiaca. Los trabajos intensos desde el punto de vista físico provocan aumentos en la frecuencia cardiaca y en la presión arterial. Un ritmo cardiaco más elevado de lo normal puede conducir a placas en las arterias y a la aterosclerosis. La hipertensión también produce aterosclerosis. Además, el levantamiento y transporte de peso puede causar un aumento agudo de la presión arterial, que podría ser perjudicial en personas con hipertensión.

"En el caso de las enfermeras el trabajo requiere esfuerzo físico al tener que trasladar a pacientes, estar de pie y caminar todo el día, sin tiempo para pausas. Nuestros resultados también pueden aplicarse a otros trabajos que requieren levantar o transportar cargas pesadas, estar de pie o caminar durante muchas horas, pero este aspecto deberá confirmarse mediante otros estudios." Allesøe concluye que se necesita más información sobre qué aspectos del trabajo físicamente exigente son perjudiciales. Sólo entonces se podrán hacer recomendaciones específicas sobre las cargas, el tiempo, etc., que resultan seguros para mujeres con hipertesión. 

Fuente principal:  Medical Xpress 

accidente-cerebro-vascular-ictus Las tres horas posteriores al primer síntoma de un derrame cerebral son cruciales para que los pacientes que llegan a un hospital puedan recibir la atención médica necesaria a fin de restaurar el flujo sanguíneo del cerebro, y minimizar o revertir el daño. Sin embargo, una nueva encuesta nacional del Ronald Reagan UCLA Medical Center revela que los pacientes más jóvenes, menores de 45 años, pueden subestimar la urgencia de los síntomas del ictus, pues la mayoría de los encuestados en este rango de edad indica que probablemente retrasaría acudir al hospital en busca de asistencia médica.

"Probablemente tratar a tiempo el accidente cerebrovascular es más importante que casi cualquier otro tipo de problema médico", afirmó David Liebeskind, MD, catedrático de Neurología, director del Programas de Accidentes Cerebrovasculares para Pacientes Ambulatorios, y director del Neurovascular Imaging Research Core en el Ronald Reagan UCLA Medical Center. "Hay un margen de tiempo muy limitado para comenzar el tratamiento, ya que el cerebro es muy sensible a la falta de flujo sanguíneo y a la hemorragia, y cuanto más demore el paciente en buscar asistencia, peores pueden ser las consecuencias".

Los investigadores encuestaron a más de un millar de personas a nivel nacional sobre lo que harían durante las tres horas siguientes a experimentar debilidad, entumecimiento, dificultad para hablar o para ver, es decir, los síntomas comunes de un derrame cerebral. Entre los menores de 45 años de edad sólo uno de cada tres dijo que sería muy probable que acudiera al hospital. Sorprendentemente, el 73 % manifestó que probablemente esperaría a ver si sus síntomas desaparecían.

"Es un problema real", afirmó Liebeskind. "Tenemos que educar a los más jóvenes sobre los síntomas de accidente cerebrovascular y convencerlos de la urgencia de la situación, porque las cifras van en aumento". De hecho, desde mediados de la década de los noventa, el número de adultos de entre 18 a 45 años dados de alta en hospitales de Estados Unidos tras haber sufrindo un derrame cerebral se ha disparado hasta un 53 %. Se estima que alguien tiene un derrame cerebral cada 40 segundos en Estados Unidos, con un total de casi 800.000 nuevos pacientes con ictus cada año.

LOS DATOS EN EUROPA Y EN ESPAÑA

Según los datos del Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española de Neurología, en Europa se producen 650.000 muertes anuales por esta causa; 40.000 de ellos son españoles. Cada año se detectan, además, unos 120.000 casos nuevos. En España se estima que se produce un ictus cada seis minutos.

En 2007 Jennifer Reilly fue uno de esos nuevos pacientes. "Me desperté con un dolor de cabeza insoportable. Yo tenía entonces 27 años, era muy activa, de hábitos saludables, y no tenía propensión a dolores de cabeza. Pensé que aquello era muy extraño". Cuando llegó al trabajo, Reilly le comentó lo sucedido a un compañero, que le urgió para que fuera al hospital. Reilly finalmente terminó en Ronald Reagan UCLA Medical Center, donde Liebeskind le informó de que había sufrido un accidente cerebrovascular. "Yo era muy escéptica. No tenía ninguno de los que yo creía que eran los síntomas clásicos de un derrame cerebral, ni encajaba en el perfil clásico de un paciente con ictus. Tenía 27 años y hábitos saludables".

Reilly comentó que, unas semanas antes de aquel dolor de cabeza, experimentó el entumecimiento periódico en una mano. "La mitad de mi mano izquierda se entumeció de un segundo a otro, pero, una vez más, la sacudí sin darle mayor importancia".

Las pruebas demostraron que el ictus de Reilly lo había causado una enfermedad rara denominada moyamoya, que produce el estrechamiento de ciertos vasos sanguíneos del cerebro con el paso del tiempo. La mayoría de los pacientes, el 85 %, sufre lo que se conoce como accidente cerebrovascular isquémico, durante el cual las arterias del cerebro se bloquean y se corta el flujo de oxígeno.

El ictus isquémico puede sucederle a cualquier persona, a cualquier edad, y a menudo se asocia con la tensión arterial alta, la diabetes, el tabaquismo y la obesidad. "La buena noticia es que hay pasos que podemos dar para reducir nuestro riesgo de accidente cerebrovascular", dijo Liebeskind. Una dieta saludable y ejercicio regular, así como no fumar y limitar el consumo de alcohol, se han demostrado efectivos en la reducción del riesgo de accidente cerebrovascular.

Tan importante como saber lo que nos pone en un mayor riesgo de accidente cerebrovascular, es conocer los síntomas cuando los percibamos. Es vital reconocer los signos de un accidente cerebrovascular y a actuar con celeridad. "No hay tiempo que perder. Es el mensaje claro que tenemos que hacer llegar, con mayor eficacia, a las personas más jóvenes", concluyó Liebeskind.

LOS SÍNTOMAS DE UN ICTUS

  • Pérdida de fuerza y sensibilidad
  • Debilidad súbita de un lado del cuerpo, que suele afectar al brazo y la pierna, con entumecimiento y hormigueo
  • Descuelgue o torcimiento brusco de la boca, con sensación de acorchamiento u hormigueo
  • Dolor de cabeza repentino y sin causa aparente
  • Visión doble y sensación intensa de vértigo, que puede conllevar la caída
  • Pérdida súbita, parcial o total, de la visión de uno o ambos ojos
  • Alteración repentina del habla, que dificulta tanto la expresión como la comprensión
  • Sensación repentina de confusión 

De interés:  Federación Española de Ictus

De interés:  Vivir después de un ictus

Fuente principal:  Medical Xpress 

noticia-diabetes-mellitus-gestacional-cardiofamilia Las mujeres con diabetes mellitus gestacional, que es la diabetes que se da durante el embarazo, tienen hasta siete veces mayores probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 años después de haber dado a luz. El sobrepeso y la obesidad son factores importantes que contribuyen al riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

El estudio Efectos de la Diabetes Gestacional en Madres trató de identificar métodos basados en la salud con el propósito de ayudar a estas mujeres a alcanzar sus objetivos de peso al año de haber dado a luz. El estudio propuso la modificación del estilo de vida de 1087 mujeres en 22 clínicas médicas en el norte de California, adscritas a la organización sin ánimo de lucro Kaiser Permanente. Estos programas incluían correo directo y entrenamiento telefónico. En otras 22 clínicas médicas, 1193 mujeres recibieron información impresa que describía el riesgo de diabetes y cómo prevenirla.

Durante los seis meses posteriores al parto, las mujeres con diabetes gestacional que recibieron atención en las clínicas asignadas a la modificación del estilo de vida fueron un 45 % más propensas a cumplir con sus objetivos de peso que las mujeres asignadas a las clínicas con atención habitual (31 % frente a 24 % respectivamente). Por otra parte, su actividad física de intensidad moderada también aumentó un promedio de 15,4 minutos por semana.

"Este estudio es único, ya que fue un ensayo que se llevó a cabo durante la práctica en el mundo real. Nuestros resultados muestran los beneficios de los programas de prevención de la diabetes mediante la modificación del estilo de vida a fin de ayudar a las mujeres con diabetes gestacional a controlar su peso y aumentar la actividad física, lo cual puede prevenir o retrasar potencialmente la aparición de la diabetes ", dijo Assiamira Ferrara, MD, PhD, autora principal y jefe de sección del estudio de la Salud en la Mujer y la Infancia, de la División de Investigación Kaiser Permanente del norte de California. "Los hallazgos de este estudio informan sobre cómo ayudamos a los miembros que tenían diabetes gestacional a reducir sus probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2", dijo Yvonne Crites, MD, perinatóloga en el Centro Médico Santa Clara de Kaiser Permanente y directora del Centro Perinatal. En este ensayo controlado aleatorio en grupo, ambos enfoques de los programas de prevención de la diabetes los proporcionó el Centro Perinatal Kaiser Permanente entre marzo de 2011 y marzo de 2012.

Los objetivos de pérdida de peso tras el parto incluían volver al peso anterior al embarazo para las mujeres de peso normal, o la pérdida de un 5 % del peso anterior al embarazo para las mujeres con sobrepeso u obesidad. A las mujeres en las clínicas con el enfoque de modificación del estilo de vida se les envió información sobre el aumento de peso durante el embarazo, y se les ofreció un manual sobre estilo de vida, así como la oportunidad de participar en 13 sesiones telefónicas (realizadas entre 6 semanas y 6 meses después de dar a luz) con un entrenador en estilo de vida especializado en entrevista motivacional.

"La entrevista motivacional es un enfoque centrado en el paciente cuyo objetivo es fomentar el cambio de comportamiento, que se aplica cada vez más en centros de salud", dijo la coautora del estudio Susan D. Brown, PhD, científica investigadora en la División de Investigación Kaiser Permanente. "El entrenamiento en estilo de vida ayuda a las mujeres a identificar sus propias razones para hacer cambios en sus hábitos alimenticios y en materia de ejercicio." La mitad de las 1087 mujeres a las que se les ofreció la modificación del estilo de vida eligió implicarse, lo cual indica que estas mujeres aprendieron sobre los riesgos futuros asociados con la diabetes gestacional y pueden haber estado muy motivadas para reducir dichos riesgos. El estudio también demostró que la eficacia de la modificación del estilo de vida se habría duplicado si todas las mujeres a las que se les ofreció hubieran participado, y que el número de mujeres que cumplieron con los objetivos de peso aumentó en correspondencia con el número de sesiones de entrenamiento que tuvieron. "Esto sugiere un potencial de gran impacto si podemos mejorar el compromiso del paciente y la participación en este tipo de intervenciones de estilo de vida", dijo la coautora Monique M. Hedderson, PhD, científica investigadora en la División de Investigación Kaiser Permanente.

Fuente:  Medical Xpress 

noticia-impresion-3D-de-medicamentos-cardiofamiliaSegún un reciente estudio presentado en las Sesiones Científicas de la American Heart Association (AHA) 2015, la producción de medicamentos personalizados con alta precisión, basados en los perfiles médicos y biológicos del paciente, es ya una realidad mediante la impresión en 3D.

Las medicinas tradicionales estandarizadas no permiten una personalización que tenga en cuenta el peso, la raza o las funciones renales y hepáticas de un paciente. Si se tienen en consideración estos factores, se puede aumentar la eficacia de los medicamentos y se pueden reducir los efectos secundarios. Un equipo de investigación de la Universidad de Wake Forest, la Universidad de Columbia y la Universidad de Carolina del Norte ha desarrollado un algoritmo informático prototipo, que incluye software para impresión 3D con información sobre ajustes de dosificación.

Tras introducir las características médicas y biológicas individuales de los pacientes, el software calcula dosis personalizadas y genera los datos de impresión en 3D. Los investigadores probaron la exactitud y la variabilidad de cinco dosis diferentes de 80 píldoras impresas en el material de prueba. Todas las pastillas probadas, con dosis entre 124 y 373 miligramos, se imprimieron con éxito mediante una impresora 3D. Hubo alta reproducibilidad y poca variabilidad.

El estudio demuestra que el concepto de la impresión en 3D para producir pastillas personalizadas es posible y que se trata de un nuevo método potencial para formular medicamentos que se basen ​​en las características clínicas concretas de cada paciente. Los investigadores afirmaron que es necesario investigar más a fondo en este sentido a fin de desarrollar una fórmula de ajuste estándar para fármacos individuales, así como técnicas rentables de impresión 3D de medicinas.

Fuente:  American Heart Association |Scientific Sessions 2015 

noticia-embarazo-paro-cardiaco-cardiofamilia El paro cardiaco puede sobrevenir durante el embarazo. Hasta ahora no había recomendaciones exhaustivas sobre cómo tratar esta situación ni para las mujeres y sus familias, ni para los testigos o asistentes circunstanciales, ni para los profesionales de los servicios médicos de urgencia que se encontraban ante un evento de este tipo, a menudo mortal.

La American Heart Association (AHA) publicó hace unos días las primeras recomendaciones integrales sobre el abordaje del paro cardiaco en embarazo. La declaración de consenso la ha publicado la revista Circulation. Lo que no queda claro aún es la frecuencia con la que se producen dichos paros cardiacos. Un estudio sugiere que una de cada 12.000 mujeres embarazadas estadounidenses con admisión para el parto sufre paro cardiaco, pérdida abrupta de la función cardiaca originada por un fallo en el circuito eléctrico del corazón. Sin embargo, lo más probable es que esa cifra subestime el número real, ya que no incluye a las mujeres embarazadas con paro cardiaco en entorno extrahospitalario, según la autora principal de la declaración, Dr. Farida Mary Jeejeebhoy, cardióloga de la Universidad de Toronto y del William Osler Health System, Brampton, Canadá.

Para Jeejeebhoy, el paro cardiaco y otras causas de muerte durante el embarazo van en aumento y lo han ido durante décadas. Podría deberse a que cada vez hay más mujeres con factores de riesgo de enfermedades del corazón que se quedan embarazadas. Son mayores, pueden tener diabetes, hipertensión arterial, obesidad o colesterol alto. "También hay mujeres con problemas de salud más crónicos, como la enfermedad renal crónica, trastornos convulsivos y enfermedad pulmonar (como el asma) que se quedan embarazadas", dijo Jeejeebhoy. "Puede que no sea la enfermedad la que pone en riesgo a la madre, sino más bien el tratamiento inadecuado del problema de salud subyacente, ya que se tiene miedo a tratarlo porque se está en situación de embarazo." Además de los problemas de salud existentes, hay posibles complicaciones del embarazo, como la preeclampsia y la diabetes gestacional, que pueden agravar una situación de riesgo.

Lo ideal, según Jeejeebhoy, sería que las mujeres embarazadas con problemas de salud crónicos recibieran atención médica en centros especializados en embarazos de alto riesgo. En los EE. UU., las causas más comunes de paro cardiaco en embarazadas son sangrado, insuficiencia cardiaca, embolia de líquido amniótico (es decir, cuando el fluido que rodea al bebé entra en el circuito sanguíneo de la madre y produce una reacción alérgica) y la sepsis (infección grave). Prácticamente el 60 % de las mujeres embarazadas que sufren un paro cardiaco en entorno intrahospitalario sobreviven.

RECOMENDACIONES ANTE PARO CARDIACO EN EMBARAZADAS, SEGÚN LA AHA


Pasos que los testigos o asistentes circunstanciales pueden dar para ayudar a mujeres embarazadas en situación de parada cardiaca.

En primer lugar, hay que llamar al 112 (o 061) e informar al operador de que la mujer en parada cardiaca está embarazada. De este modo se pondrá sobre aviso a emergencias para que adopte medidas especiales, tales como desplazar a un equipo de urgencias adicional y, en caso necesario, trasladar a la paciente a un hospital para que se le realice una cesárea de urgencia.

La declaración de consenso también ofrece recomendaciones detalladas sobre los distintos niveles de atención que deben recibir tanto la embarazada como el recién nacido por parte del personal médico de urgencias y del personal hospitalario.

Asimismo, indica que se debe asesorar a las mujeres con problemas de salud crónicos o enfermedades subyacentes sobre los riesgos del embarazoLas mujeres en situación de riesgo que quedan embarazadas deben recibir la atención de especialistas en medicina obstétrica.

También se ofrece un gráfico de puntuación de alerta temprana para los profesionales de la salud, de tal manera que puedan llegar a predecir cuándo una paciente embarazada puede sufrir un paro cardiaco.

"Es muy importante que todos los hospitales cuenten con un plan de respuesta para el paro cardiaco en el embarazo", señala Dr. Jeejeebhoy. "Necesitamos programas de formación especializada para el manejo del paro cardiaco en el embarazo".

En 2011 las razones por las que hubo mayor porcentaje de muertes en situación de embarazo fueron:

  1. Enfermedad cardiovascular: 15,1 %;
  2. Enfermedad no cardiovascular: 14,1 %;
  3. Infección/sepsis: 14 %;
  4. Hemorragia: 11,3 %;
  5. Cardiomiopatía: 10,1 %;
  6. Tromboembolismo pulmonar: 9,8 %:
  7. Trastorno hipertensivo del embarazo: 8,4 %;
  8. Embolia del líquido amniótico: 5,6 %;
  9. Accidente cerebrovascular: 5,4 %;
  10. Complicaciones de la anestesia: 0,3 %;

Fuente: Centros de Prevención y Control de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention) 

Fuente:  American Heart Association

noticia-reanimacion-cardiopulmonar-35-minutos-minimo-cardiofamilia En el Congreso de la ESC 2015 se ha presentado un estudio liderado por el Dr. Yoshikazu Goto, profesor asociado y director del Departamento de Urgencias y Cuidados Críticos de Medicina del Hospital Universitario de Kanazawa, Japón, en el que se determina que la reanimación cardiopulmonar (RCP) de un paro cardiaco en entorno extrahospitalario debe ser al menos de 35 minutos. El estudio, que se llevó a cabo con más de 17.000 pacientes, halló que casi todos los supervivientes lo fueron dentro de los márgenes de 35 minutos de reanimación cardiopulmonar. Un mayor tiempo de RCP no demostró mejores resultados.

El Dr. Goto señaló que la decisión sobre cuándo dejar los esfuerzos de reanimación supone uno de los mayores retos para los profesionales médicos y el personal sanitario de urgencias. La duración apropiada de la reanimación cardiopulmonar no estaba clara, y los sanitarios siempre han expresado su preocupación acerca de que una reanimación prolongada podría resultar inútil. Dr. Goto indicó que su equipo investigó cuánto tiempo debía llevarse a cabo la RCP para lograr la supervivencia máxima y con resultado neurológico favorable.

Este estudio prospectivo incluyó a 17.238 adultos a los que el personal médico del servicio de urgencias practicó la reanimación cardiopulmonar en entorno extrahospitalario entre 2011 y 2012. Los registros de pacientes se obtuvieron de una base de datos nacional. Los investigadores analizaron la relación entre la duración de la RCP prehospitalaria por personal de urgencias (el tiempo transcurrido desde el inicio de la intervención de reanimación hasta el momento de retorno del paciente a la circulación espontánea) desde dos ángulos: la supervivencia a un mes de la intervención de reanimación y el resultado neurológico favorable a un mes del paro cardiaco.

El estudio revela que la probabilidad de supervivencia disminuye con cada minuto de RCP. También demuestra que el 99,1 % de todos los supervivientes y el 99,2 % de los supervivientes con resultados neurológicos favorables consiguieron el retorno a la circulación espontánea dentro del margen de 35 minutos. Ningún paciente con una intervención RCP superior a 53 minutos sobrevivió un mes después del paro cardiaco. El Dr. Goto dijo: "Nuestro estudio demuestra que el personal de urgencias y los médicos deben continuar con la RCP durante al menos 35 minutos en los pacientes que sufren un paro cardiaco fuera del hospital [...]. Nuestro hallazgo sobre que la probabilidad de supervivencia con resultado neurológico favorable disminuye con cada minuto de la RCP indica que el tiempo desde el paro cardiaco a la RCP es un factor crucial para determinar si un paciente va a volver a una vida normal [...] Esto implica que tenemos que empezar la RCP lo antes posible." Y concluyó: "Esperamos que nuestros hallazgos den el personal de urgencias y a los médicos la certeza de que si dejan de RCP después de 35 minutos han hecho todo lo que podían hacer por un paciente".

Fuente:  European Society of Cardiology | Congress 2015

El estudio de la Universidad de Reading es el mayor ensayo aleatorio controlado hasta la fecha en comparar el efecto del cambio de ácidos grasos saturados (AGS) por ácidos grasos monoinsaturados (AGM) o por ácidos grasos poliinsaturados n-6 (AGP n-6) sobre los indicadores clave de la salud coronaria.

PRINCIPALES RESULTADOS

Al reemplazar los AGS con AGM, la tensión sanguínea nocturna se reduce una media de 5 mmHg. Una reducción de 3 mmHg en la tensión sanguínea se relaciona con una reducción del 5% en el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular.

Los niveles de lipoproteínas de baja densidad (LDL), el colesterol “malo”, se reducen entre el 11 y 14% al sustituir los AGS por AGM o AGP n-6, que equivale a una reducción de 17 al 20% del riesgo de enfermedad cardiovascular.

Los niveles de colesterol "malo" aumentaron una media de 10% al seguir una dieta alta en AGS.

No hubo un efecto importante sobre la salud de los vasos sanguíneos.

La enfermedad cardiovascular es responsable de más de un 25% de las muertes en Reino Unido. Para evitar el desarrollo de la enfermedad cardiovascular, las autoridades sanitarias recomiendan, además de dejar de fumar, realizar ejercicio físico de forma regular y seguir una dieta equilibrada que incluya variedad de frutas y hortalizas. Asimismo indican que se debe reducir la ingesta de AGS en la dieta. Sin embargo, la comunidad científica empieza a cuestionar estas recomendaciones.

El estudio de la Universidad de Reading se realizó con 195 hombres y mujeres de entre 21 y 60 años con un riesgo moderado de desarrollar enfermedad cardiovascular. Los factores incluían la tensión sanguínea, niveles de colesterol en sangre elevados o sobrepeso. Se asignaron de forma aleatoria tres dietas experimentales que los participantes en el estudio debían seguir durante 16 semanas (enriquecidas con AGS, AGM o AGP n-6).

Las fuentes de grasas incluían alimentos fácilmente intercambiables, tales como aceites, alimentos untables, productos lácteos o tentempiés. Los otros aspectos de la dieta, incluidos la energía, las proteínas y los hidratos de carbono, no se modificaron. Antes y después de los cambios dietarios se tomaron medidas del funcionamiento de los vasos sanguíneos, la tensión sanguínea, grasas en sangre y otros factores de riesgo para la enfermedad cardiovascular.

La autora principal del estudio es Julie Lovegrove, catedrática en Nutrición Humana en el Hugh Sinclair Unit de Nutrición Humana, Universidad de Reading (Reino Unido). Lovegrove afirma que «el impacto de las grasas saturadas sobre la salud es uno de los temas de debate más importantes de nuestra generación. Los consejos actuales del gobierno aconsejan una reducción en las grasas saturadas, pero los estudios recientes cuestionan la relación entre la grasa saturada y la enfermedad cardiovascular. Lógicamente, esto ha confundido a la opinión pública. Por lo tanto, es esencial que se realicen estudios experimentales sobre la dieta que sean fiables y a gran escala, con el fin de proporcionar a los responsables de formular las políticas sobre la dieta una información que sea exacta y basada en evidencias. Nuestro estudio demuestra que reducir la grasa saturada en la dieta y reemplazarla por grasas monoinsaturadas reduce la tensión sanguínea nocturna. El hecho de reemplazar las grasas saturadas por grasas monoinsaturadas o por ácidos grasos poliinsaturados n-6 también reduce de forma significativa los niveles de colesterol "malo"».

Estos hallazgos están en consonancia con los consejos actuales del gobierno, que indican que se deben reemplazar los AGS por grasas insaturadas.

Lovegrove añade: «Sólo en el Reino Unido fallecen cada año 160.000 personas por enfermedad cardiovascular. Todavía no se sabe cuál de las grasas insaturadas es más beneficiosa para la salud. Sin embargo, nuestra investigación muestra que reemplazar las grasas saturadas en la dieta por cualquiera de los dos tipos de grasas insaturadas reduce los riesgos de enfermedad cardiovascular».

La doctora Alison Tedstone, principal nutricionista en Public Health England, comenta: «Nos complace saber que esta investigación respalda el consenso general: la ingesta de demasiadas grasas saturadas tiene un efecto negativo sobre la salud. Desgraciadamente se come demasiado, el 20% más de la cantidad recomendada. Esto eleva los niveles de colesterol y aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular».

El estudio recibió financiación de United Kingdom Food Standards Agency y del Programa del Departamento de Investigacion sobre Políticas de la Salud (024/0036). Unilever I+D produjo y proporcionó los alimentos untables y los aceites según las especificaciones del estudio, pero no tuvo implicación alguna en el diseño, la implementación, el análisis o la interpretación de los datos.

Más información en American Journal of Clinical Nutrition.

Fuente: Medical Xpress

noticia-fibrilacion-auricular-infarto-cardiofamiliaLos investigadores de Wake Foret Baptist Medical Center, especializado en Investigación Epidemiológica en Cardiología, hallan que la fibrilación auricular se asocia con un solo tipo de ataque al corazón, el más común de los dos tipos existentes, es decir, el infarto de miocardio sin elevación del segmento ST, o IMSEST.

El estudio, dirigido por Elsayed Z. Soliman, MD, director del Centro se publica en la edición del 27 de abril de la revista Circulation de la American Heart Association. La fibrilación auricular es el trastorno más frecuente del ritmo cardiaco, y durante mucho tiempo ha sido conocido como factor de riesgo para sufrir un accidente cerebrovascular.

El estudio 2013 ha sido el primero en demostrar que la fibrilación ventricular también aumenta el riesgo de ataque al corazón. El nuevo estudio trata de arrojar luz sobre los mecanismos que subyacen tras un ataque al corazón vía fibrilación auricular examinando el vínculo que hay entre la fibrilación auricular y los dos tipos de ataque al corazón. Para lograr esto, Soliman y su equipo examinaron los historiales de 14.462 personas que formaban parte de un proyecto de investigación de la Atherosclerosis Risk in Communities (ARIC), un estudio que se inició en 1987 y cuyo seguimiento duró hasta 2010. Su investigación no sólo confirmó que la fibrilación auricular aumenta el riesgo de ataque al corazón -en un 63 % en general, y con una tasa más alta en mujeres-, sino que también determinó que esta asociación se limita al tipo de ataque al corazón conocida como IMSEST (infarto de miocardio sin elevación del segmento ST).

Los ataques al corazón se dividen en dos tipos de acuerdo con la severidad del daño infligido al músculo cardiaco. El IMSEST (infarto de miocardio sin elevación del segmento ST) es el tipo menos grave, y se produce cuando un coágulo de sangre obstruye parcialmente una arteria coronaria y sólo se daña una parte del músculo cardiaco. El IMEST (infarto de miocardio con elevación del segmento S) ocurre cuando la arteria queda completamente bloqueada por el coágulo de sangre, lo cual provoca daños prácticamente en todo el músculo cardiaco.

Soliman afirma que el hallazgo de que la fibrilación auricular se asocia sólo con ataques cardiacos IMSEST sugiere que los factores que contribuyen a la obstrucción parcial de las arterias coronarias o al incremento de la demanda de oxígeno, como puede ser el aumento repentino de la frecuencia cardiaca, es más probable a la hora de explicar la asociación entre la FA y el ataque al corazón que aquellos factores vinculados a la obstrucción total causados por la migración de un coágulo de sangre en una arteria coronaria desde el lugar de su formación.

"Estos resultados tienen implicaciones importantes de cara a la gestión del riesgo de ataque al corazón en personas con fibrilación auricular", afirmó Soliman. "Por ejemplo, los anticoagulantes que se recetan comúnmente a las personas con fibrilación auricular para prevenir el accidente cerebrovascular pueden no ser tan eficaces en la prevención de ataques al corazón en este segmento de la población."

Para saber más sobre la fibrilación auricular, pulse aquí.

Fuente: Medical Xpress

infarto-mujeres-jovenes-estres cardiofamiliaLas mujeres jóvenes y de mediana edad sufren más estrés que los hombres, hecho que podría contribuir a una peor recuperación tras un infarto agudo de miocardio (IAM), según los nuevos hallazgos de la Facultad de Medicina de Yale, publicados en la última edición de la revista Circulation.

«Las mujeres tienden a indicar un mayor estrés y más acontecimientos vitales estresantes que los hombres, posiblemente a causa del sus diferentes roles en la vida familiar y laboral", afirma el primer autor del estudio Xiao Xu, profesor asistente en el Departamento de Obstetricia, Ginecología y Ciencias de la Reproducción de la Facultad de Medicina de Yale. "Esta desemejanza en los niveles de estrés puede ser una razón importante que explicaría las diferencias existentes entre sexos a la hora de la recuperación de un infarto agudo de miocardio."

Xu y sus colaboradores usaron datos de VIRGO (Variation in Recuperation: Role of Gender Outcomes on Young AMI Patients [Variación en la Recuperación: el Papel del Género sobre los Resultados en Pacientes Jóvenes con IAM]), que es el mayor estudio observacional potencial de mujeres jóvenes y de mediana edad y hombres con IAM. VIRGO estudió pacientes con IAM de entre 18 y 55 años de edad a partir de una amplia red con cobertura en 103 hospitales en los Estados Unidos, 24 en España y 3 en Australia, en el periodo 2008-2012. 

Xu y su equipo midieron el estrés psicológico autopercibido de los pacientes durante la hospitalización inicial por infarto agudo de miocardio. Hicieron 14 preguntas a los participantes, en las que se les inquirió sobre el grado de sus situaciones vitales durante el último mes: si habían sido impredecibles, incontrolables y sobrecargadas. Una pregunta, por ejemplo, fue: «En el último mes, ¿cuántas veces se ha alterado por algo que sucedió de forma inesperada?» La respuesta a cada ítem se puntuó con nunca (0), casi nunca (1), a veces (2), con bastante frecuencia (3), y muy a menudo (4). El equipo midió la recuperación de cada paciente en función de los cambios en su estado-angina específico, y de la salud en general entre la hospitalización inicial por infarto agudo de miocardio y el estado un mes después del IAM. 

En comparación con los hombres, las mujeres mostraron índices significativamente más elevados de diabetes, enfermedad pulmonar crónica, insuficiencia renal crónica, depresión y cáncer, así como stents previos, insuficiencia cardiaca congestiva y accidente cerebrovascular. Las mujeres también eran más propensas a tener hijos o nietos a su cargo, por lo que estaban sometidas a mayor tensión por razones económicas. «Este estudio es distintivo, ya que se centra particularmente en mujeres jóvenes y en ir más allá de los predictores de riesgo tradicionales para revelar cómo el contexto vital de estas personas influye en su pronóstico", dijo el autor principal Harlan M. Krumholz, MD, investigador principal del estudio VIRGO. Xu añadió: «Ayudar a los pacientes a desarrollar actitudes positivas y a afrontar situaciones de estrés no sólo puede mejorar su bienestar psicológico, sino que también ayuda a la recuperación después de un IAM». 

Fuentes:  Yale School of Medicine

Patrocinadores de la Cátedra del Corazón
Slider
Tendemos la mano a la medicina de familia
Slider
This website is protected by RSFirewall!, the firewall solution for Joomla!

Próximamente, 2.ª edición del Curso de Cardiopatía Isquémica

CURSO GRATIS CARDIOPATIA ISQUEMICA CARDIOFORMACION 2020 2 ED PATROCINADO ASTRA ZENECA

Con todos los contenidos actualizados

 Patrocinado por AstraZeneca 2020