Apuntes de cardiología_cardiofamilia.org

Cardioatalaya

El bien morir

El bien morir

By Superadministrador (STILOGO)

En los últimos tiempos se ha abierto, a nivel legislativo y social, el recurrente debate sobre la eutanasia. El ayudar…

More...
¿Amenaza u oportunidad?

¿Amenaza u oportunidad?

By Superadministrador (STILOGO)

Las migraciones hacia Europa de gentes que huyen de la guerra o, sencillamente, de la pobreza, son ante todo un…

More...
Datos para el optimismo

Datos para el optimismo

By Superadministrador (STILOGO)

  El Sistema Sanitario Público español tiene muchas deficiencias, algunas de las cuales son bien conocidas: insuficiente dotación, sobresaturación, listas…

More...
Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2014 JoomlaWorks Ltd.

Cursos gratuitos en Cardioformación

Apuntes Cardiopatía isquémica

Ejercicio físico

Beneficios del ejercicio físico, efecto cardioprotector, factores de riesgo cardiovascular, riesgo de enfermedad coronaria, sedentarismo.

Uno de los factores que más positivamente influyen en la salud cardiovascular es el ejercicio físico. El sedentarismo está considerado como un factor de riesgo cardiovascular, junto con la hipertensión arterial, el aumento del colesterol en sangre, el tabaquismo, la diabetes y la obesidad, y por ello, la práctica adecuada de ejercicio es un hábito que no solamente corrige de por sí el hábito inactivo, sino que también determina una excelente modificación del resto de dichos factores de riesgo.

Leer más...

El vino

Consumo moderado de alcohol, el vino, factores de riesgo cardiovascular, riesgo de enfermedad coronaria, prevención de coágulos en las arterias, acción antiinflamatoria, mejora de la sensibilidad a la insulina.

"El vino es cosa admirablemente apropiada al hombre, tanto en el estado de salud como en el de enfermedad, si se le administra oportunamente y con justa medida, según su constitución individual".

Hipócrates de Cos, 460-370 a.C.

La noción de que el vino, y particularmente el tinto, es beneficioso para el corazón, se ha abierto paso entre el público con la misma firmeza con que en tiempos pasados se entendía –de forma no muy justificada que el güisqui era igualmente bueno porque era “vasodilatador”. Pero las campañas de salud pública reiteran de forma incesante los peligros del alcohol. ¿Estamos frente a una de tantas leyendas urbanas sin base, o hay algo más? ¿O quizá, como hace más de dos mil años propugnaba Hipócrates, es todo cuestión de medida?

Leer más...

Alimentación

Factores de riesgo cardiovascular, riesgo de enfermedad coronaria, conceptos elementales sobre el estilo de vida, alimentación, hábitos alimentarios incorrectos, patrones de consumo adecuados e inadecuados.

Es sabido que hábitos alimentarios incorrectos pueden favorecer la aparición de ciertas enfermedades. El Instituto Americano del Cáncer estima que entre el 30 y el 35 % de los cánceres pueden tener un origen alimentario y, por lo tanto, podrían ser evitables. Existe una clara asociación entre dieta y enfermedad cardiovascular demostrada ya desde los años 50, tras observar la menor prevalencia de enfermedad coronaria en la zona del Mediterráneo. Tampoco es casual que la mortalidad por infarto en la población esquimal sea mínima, debido a la gran cantidad de pescado que consumen habitualmente en la dieta. Cada vez son más conocidas algunas de las repercusiones de la forma de alimentarse sobre el corazón, las arterias, el cerebro, cualquier otro órgano o tejido del cuerpo y el metabolismo en general.

Leer más...

Conceptos sobre estilo de vida

Factores de riesgo cardiovascular, riesgo de enfermedad coronaria, conceptos elementales sobre el estilo de vida.

Gran parte de los factores de riesgo de la enfermedad coronaria están ligados a determinados estilos de vida, propios de nuestra civilización y de nuestra época: exceso de alimentación –inadecuada- y poca actividad física. En épocas pasadas el ejercicio físico era necesario en el día a día, y las disponibilidades de alimentos hacían que la ingesta de estos no fuese, por lo general, superior a lo que la actividad del sujeto requería. Hoy vivimos en una sociedad no ya rica, sino opulenta (aunque esta opulencia no alcance a todos sus individuos, ni sea incompatible con bolsas de marginación, pero esa es otra cuestión que pertenece al ámbito de la justicia social) y altamente mecanizada. Nuestros niños ya no trepan a los árboles, ni se pasan el día corriendo detrás de una pelota, sino sentados tras una consola de videojuegos; y, si se sigue importando el modelo americano, pronto acompañarán esta actividad con una compulsiva necesidad de comer a todas horas las cosas más inadecuadas. Por otra parte, nuestra sociedad, cada vez más competitiva, impone al individuo un alto nivel de estrés que está presente en el trabajo, en el tráfico, en la incitación permanente a través de la publicidad a imitar ciertos modelos imposibles o a consumir cosas que no necesitamos. Puede, pues, no ser exagerado considerar que la enfermedad coronaria es una enfermedad de nuestra época, de nuestra civilización, de nuestra sociedad; aunque quizá en este caso deberíamos comenzar a cuestionarnos si no es nuestra propia sociedad la que está enferma.

Leer más...

La obesidad y el sobrepeso

Obesidad, sobrepeso, factores de riesgo cardiovascular, riesgo de enfermedad coronaria, sedentarismo, enfermedad cardiovascular.

La obesidad y el sobrepeso son factores de riesgo cardiovascular, posiblemente en relación con otros factores bien conocidos (mayores niveles lipídicos, peor metabolismo de la glucosa, sedentarismo…). El riesgo ideal se sitúa entre 20-25 de índice de masa corporal (IMC = peso en Kg/estatura en metros2), aunque hay tipos de obesidad particularmente peligrosos, como la denominada obesidad abdominal o masculina, por lo que en ocasiones se centran las actuaciones en el perímetro de la cintura (deseable, <94cm para hombres y <80 para mujeres; por encima de 102 y 88 se recomienda pérdida de peso).

Leer más...

La diabetes

Diabetes, factores de riesgo cardiovascular, riesgo de enfermedad coronaria, excesos de alimentación, vida sedentaria, enfermedad cardiovascular, hipertensión, hiperlipemia, estatinas, retinopatía, nefropatía, neuropatía, liraglutida, empagliflozina.

La diabetes se está convirtiendo en un factor de riesgo de primera magnitud, de presentación cada vez más frecuente y con una particular incidencia en las mujeres. Nuevamente su aparición está ligada a excesos en la alimentación y a una vida cada vez más sedentaria. Su tratamiento incluye, claro es, medidas farmacológicas; pero, de nuevo, los cambios en el estilo de vida son de crucial importancia.

Leer más...

El colesterol

Colesterol, factores de riesgo cardiovascular, riesgo de enfermedad coronaria, obstrucción coronaria, infarto de miocardio, colesterol HDL, dislipemia, hipercolesterolemia, apoproteínas, lipoproteínas, aterosclerosis, propiedades antoaterogénicas, colesterol LDL, aterogénesis, hipertrigliceridemia, triglicéridos elevados, diabetes, recomendaciones sobre el control lipídico.

El colesterol, del cual existen diversas fracciones, es un elemento esencial que interviene en una serie de procesos clave de nuestro organismo; pero cuando se encuentra en exceso desempeña un papel decisivo en la formación de las placas que obstruyen las arterias coronarias. Además, hoy por hoy nos resulta difícil establecer cuál es el límite deseable que deberíamos alcanzar, pues –al menos en las personas que ya han padecido un infartocuanto más bajo consigamos mantenerlo, mejor es el pronóstico posterior. Por fortuna, hoy disponemos de medios farmacológicos muy potentes y seguros que permiten conseguir resultados espectaculares; pero, al igual que sucede con la tensión arterial, la dieta, el ejercicio y evitar el sobrepeso resultan fundamentales. Esto es aún más importante si tenemos en cuenta el llamado colesterol bueno. Como se ha dicho antes, existen distintas fracciones de colesterol, y una de ellas, el colesterol ligado a lipoproteínas de alta densidad, o colesterol HDL, ejerce un efecto protector sobre las arterias. Hay ciertas personas cuyo principal factor de riesgo es, precisamente, el que ese colesterol bueno se encuentra bajo; y, aunque existen fármacos eficaces para elevar sus cifras, una de las medidas más adecuadas para conseguir este objetivo es el ejercicio físico.

Leer más...

Hipertensión arterial (HTA)

Tensión arterial elevada, hipertensión arterial, HTA, factores de riesgo cardiovascular, riesgo de enfermedad coronaria, colesterol, diabetes, resistencia a la insulina, dislipemia, enfermedad coronaria, enfermedad cerebrovascular, valvulopatía periférica, insuficiencia renal, fibrilación auricular, reducción de la función cognitiva, demencia.

La tensión arterial elevada (hipertensión arterial, HTA) es también un importante factor de riesgo, que en España afecta a casi una cuarta parte de la población, siendo el porcentaje más elevado en los grupos de edad avanzada. El control de las cifras de tensión requiere con frecuencia el empleo de medicamentos, pero ciertas medidas que tienen que ver con el estilo de vida pueden ser muy útiles: un ejercicio adecuado, una alimentación correcta y evitar el sobrepeso. Estas mismas medidas son también útiles para intentar corregir otro de los factores de riesgo fundamentales: el colesterol.

Leer más...

Más artículos...

Pág. 1 de 3

<< Inicio < Prev 1 2 3 Próximo > Fin >>

Sobre el contenido editorial

Todos los artículos publicados han sido escritos y revisados por los médicos que integran el comité editorial de Cardiofamilia. Si quiere saber quiénes forman el equipo editorial, pulse aquí.

[Qué es la cardiopatía isquémica]

  • Qué es la cardiopatía isquémica:
    • Es la afectación cardiaca secundaria a un déficit absoluto o relativo de riego coronario del miocardio.
    • Casi siempre es consecuencia de la aterosclerosis coronaria.
  • Aterosclerosis:
    • Con el tiempo, las placas de ateroma se van haciendo más duras y fibrosas y aumenta el grado de obstrucción de la luz arterial.
    • Se produce isquemia cuando la placa obstruye más de un 70 % de la luz coronaria.
  • Rotura de la placa de ateroma:
    • La rotura de la placa puede dar lugar a un coágulo que produce una obstrucción completa de la luz del vaso, con la consiguiente interrupción total al flujo coronario.
    • Cuando hay una oclusión suficientemente prolongada se producirá una necrosis miocárdica (infarto de miocardio).
    • Si la duración de la oclusión es menor, puede producirse una isquemia prolongada (angina inestable) o un infarto incompleto (infarto sin onda Q).

coda-cardiofamilia

[Valor de la prueba de esfuerzo]

  • La ergometría sirve para:
    • Ayudar a diagnosticar la presencia de isquemia.
    • Establecer la extensión de la isquemia y su pronóstico.
  • Desde el punto de vista diagnóstico:
    • La prueba de isquemia adquiere su máximo valor en los casos dudosos, de prevalencia intermedia (factores de riesgo y clínica no completamente típica, etc.).
  • Es importante tener presente que:
    • Los diagnósticos no los dictan los resultados de las pruebas, sino el médico que integra todos los datos; es esencial dar máxima importancia a la clínica.
    • Una prueba, por completa y compleja que sea, siempre tiene falsos positivos y negativos, y su resultado nunca puede sustituir al criterio clínico.

coda-cardiofamilia

[Incidencia cardiopatía isquémica]

  • Datos recientes en España indican que el impacto máximo de reducción de la incidencia de cardiopatía isquémica se obtendría con la eliminación del sobrepeso. Se estima que, si toda la población estuviera dentro del rango normal del índice de masa corporal (< 25), los casos de cardiopatía isquémica se reducirían un 43% en varones y un 37% en mujeres, independientemente de la edad y de la prevalencia de hipertensión, hipercolesterolemia y diabetes.

[Tratamiento de angina estable]

  • En estos enfermos el objetivo del tratamiento médico es el alivio de la sintomatología, que debe intentarse actuando sobre los factores de que depende la aparición de isquemia miocárdica.
  • Los fármacos a emplear deberán suponer el aumento del aporte de oxígeno al miocardio, reducir los requerimientos metabólicos de éste, o ambas cosas.
  • El tratamiento médico debe iniciarse con uno de los agentes de algunos de los tres principales grupos antiisquémicos (nitratos, betabloqueantes y calcioantagonistas). La elección de un grupo u otro y, dentro de cada grupo, de un agente u otro, dependerá de las circunstancias particulares de cada paciente y de las preferencias y experiencia del médico.

Áreas web de Cardiofamilia

Apoyarnos enlazando

Apoyar a CardiofamiliaSi cree que Cardiofamilia es un recurso útil, enlácenos desde su web incorporando el código que le facilitamos. También puede seguirnos en las redes sociales desde los enlaces que figuran más abajo.

 

<a target="_blank" href="http://www.cardiofamilia.org" title="Cardiofamilia: el espacio web sobre cardiología y medicina de familia"><img src="http://www.cardiofamilia.org/images/stories/Estoy_con_Cardiofamilia.png" alt="Cardiofamilia: el espacio web sobre cardiología y medicina de familia."/></a>
Banner
Publicidad