Portal médico sobre cardiología y medicina de familia

CARDIOFAMILIA | Cátedra de Terapias Avanzadas en Patología Cardiovascular de la Universidad de Málaga

cateter-articulo-guias-enfermedad-valvular Se han presentado las nuevas guías de la American Heart Association y el American College of Cardiology para ayudar a los facultativos a evaluar con mayor eficacia la gravedad de la enfermedad valvular. Más de cinco millones de personas son diagnosticadas anualmente de enfermedad cardiaca valvular, y en muchos casos los afectados no habían percibido ningún síntoma.

Las directrices recién publicadas, que se basan en los últimos descubrimientos científicos, orientan a mejorar el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad valvular cardiaca. La enfermedad valvular cardiaca aparece cuando una de las cuatro válvulas del corazón impide que la sangre fluya correctamente a través del corazón. La válvula puede ser demasiado pequeña o estrecha, o puede no cerrarse adecuadamente.

La válvula cardiaca puede ser anómala de nacimiento o bien puede desarrollarse como tal con el paso del tiempo. Estas directrices ayudan a evaluar la gravedad de la enfermedad cardiaca valvular atendiendo al grado de estrechamiento de la válvula o la aparición de fugas, a la presencia de síntomas, a la respuesta de las cámaras del corazón a la lesión valvular o a cualquier cambio en el ritmo cardiaco.

Con esta evaluación de riesgos también se puede determinar qué tratamiento es más adecuado para el paciente. Hay quienes a lo largo de la vida sufren problemas valvulares leves que nunca requieren cirugía. Sin embargo, una vez que una válvula cardiaca comienza a afectar la capacidad del corazón para bombear la sangre, es probable que se requiera la reparación o el reemplazo de dicha válvula. Por primera vez las nuevas guías hacen referencia a la sustitución de la válvula aórtica transcatéter, un procedimiento relativamente nuevo, al igual que la colocación de un stent en una arteria.

Este y otros procedimientos menos invasivos ofrecen alternativas para aquellos pacientes que hasta la fecha afrontaban riesgos muy altos en el tratamiento. Así pues, los nuevos avances posibilitarían la intervención quirúrgica en pacientes que hasta ahora no tenían opción a cirugía, y también en aquellos que pudieran padecer una enfermedad grave, aun con escasa sintomatología.

Fuente: American Heart Association

Patrocinadores de la Cátedra del Corazón
Slider
Tendemos la mano a la medicina de familia
Slider
This website is protected by RSFirewall!, the firewall solution for Joomla!

Próximamente, 2.ª edición del Curso de Cardiopatía Isquémica

CURSO GRATIS CARDIOPATIA ISQUEMICA CARDIOFORMACION 2020 2 ED PATROCINADO ASTRA ZENECA

Con todos los contenidos actualizados

 Patrocinado por AstraZeneca 2020