Portal médico sobre cardiología y medicina de familia

CARDIOFAMILIA | Cátedra de Terapias Avanzadas en Patología Cardiovascular de la Universidad de Málaga

noticia-embarazo-paro-cardiaco-cardiofamilia El paro cardiaco puede sobrevenir durante el embarazo. Hasta ahora no había recomendaciones exhaustivas sobre cómo tratar esta situación ni para las mujeres y sus familias, ni para los testigos o asistentes circunstanciales, ni para los profesionales de los servicios médicos de urgencia que se encontraban ante un evento de este tipo, a menudo mortal.

La American Heart Association (AHA) publicó hace unos días las primeras recomendaciones integrales sobre el abordaje del paro cardiaco en embarazo. La declaración de consenso la ha publicado la revista Circulation. Lo que no queda claro aún es la frecuencia con la que se producen dichos paros cardiacos. Un estudio sugiere que una de cada 12.000 mujeres embarazadas estadounidenses con admisión para el parto sufre paro cardiaco, pérdida abrupta de la función cardiaca originada por un fallo en el circuito eléctrico del corazón. Sin embargo, lo más probable es que esa cifra subestime el número real, ya que no incluye a las mujeres embarazadas con paro cardiaco en entorno extrahospitalario, según la autora principal de la declaración, Dr. Farida Mary Jeejeebhoy, cardióloga de la Universidad de Toronto y del William Osler Health System, Brampton, Canadá.

Para Jeejeebhoy, el paro cardiaco y otras causas de muerte durante el embarazo van en aumento y lo han ido durante décadas. Podría deberse a que cada vez hay más mujeres con factores de riesgo de enfermedades del corazón que se quedan embarazadas. Son mayores, pueden tener diabetes, hipertensión arterial, obesidad o colesterol alto. "También hay mujeres con problemas de salud más crónicos, como la enfermedad renal crónica, trastornos convulsivos y enfermedad pulmonar (como el asma) que se quedan embarazadas", dijo Jeejeebhoy. "Puede que no sea la enfermedad la que pone en riesgo a la madre, sino más bien el tratamiento inadecuado del problema de salud subyacente, ya que se tiene miedo a tratarlo porque se está en situación de embarazo." Además de los problemas de salud existentes, hay posibles complicaciones del embarazo, como la preeclampsia y la diabetes gestacional, que pueden agravar una situación de riesgo.

Lo ideal, según Jeejeebhoy, sería que las mujeres embarazadas con problemas de salud crónicos recibieran atención médica en centros especializados en embarazos de alto riesgo. En los EE. UU., las causas más comunes de paro cardiaco en embarazadas son sangrado, insuficiencia cardiaca, embolia de líquido amniótico (es decir, cuando el fluido que rodea al bebé entra en el circuito sanguíneo de la madre y produce una reacción alérgica) y la sepsis (infección grave). Prácticamente el 60 % de las mujeres embarazadas que sufren un paro cardiaco en entorno intrahospitalario sobreviven.

RECOMENDACIONES ANTE PARO CARDIACO EN EMBARAZADAS, SEGÚN LA AHA


Pasos que los testigos o asistentes circunstanciales pueden dar para ayudar a mujeres embarazadas en situación de parada cardiaca.

En primer lugar, hay que llamar al 112 (o 061) e informar al operador de que la mujer en parada cardiaca está embarazada. De este modo se pondrá sobre aviso a emergencias para que adopte medidas especiales, tales como desplazar a un equipo de urgencias adicional y, en caso necesario, trasladar a la paciente a un hospital para que se le realice una cesárea de urgencia.

La declaración de consenso también ofrece recomendaciones detalladas sobre los distintos niveles de atención que deben recibir tanto la embarazada como el recién nacido por parte del personal médico de urgencias y del personal hospitalario.

Asimismo, indica que se debe asesorar a las mujeres con problemas de salud crónicos o enfermedades subyacentes sobre los riesgos del embarazoLas mujeres en situación de riesgo que quedan embarazadas deben recibir la atención de especialistas en medicina obstétrica.

También se ofrece un gráfico de puntuación de alerta temprana para los profesionales de la salud, de tal manera que puedan llegar a predecir cuándo una paciente embarazada puede sufrir un paro cardiaco.

"Es muy importante que todos los hospitales cuenten con un plan de respuesta para el paro cardiaco en el embarazo", señala Dr. Jeejeebhoy. "Necesitamos programas de formación especializada para el manejo del paro cardiaco en el embarazo".

En 2011 las razones por las que hubo mayor porcentaje de muertes en situación de embarazo fueron:

  1. Enfermedad cardiovascular: 15,1 %;
  2. Enfermedad no cardiovascular: 14,1 %;
  3. Infección/sepsis: 14 %;
  4. Hemorragia: 11,3 %;
  5. Cardiomiopatía: 10,1 %;
  6. Tromboembolismo pulmonar: 9,8 %:
  7. Trastorno hipertensivo del embarazo: 8,4 %;
  8. Embolia del líquido amniótico: 5,6 %;
  9. Accidente cerebrovascular: 5,4 %;
  10. Complicaciones de la anestesia: 0,3 %;

Fuente: Centros de Prevención y Control de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention) 

Fuente:  American Heart Association

Patrocinadores de la Cátedra del Corazón
Slider
Tendemos la mano a la medicina de familia
Slider
This website is protected by RSFirewall!, the firewall solution for Joomla!

Próximamente, 2.ª edición del Curso de Cardiopatía Isquémica

CURSO GRATIS CARDIOPATIA ISQUEMICA CARDIOFORMACION 2020 2 ED PATROCINADO ASTRA ZENECA

Con todos los contenidos actualizados

 Patrocinado por AstraZeneca 2020