× CONVOCATORIA DE BECAS PARA TRABAJOS DE FIN DE GRADO
La Cátedra de Terapias Avanzadas en Patología Cardiovascular de la Universidad de Málaga, junto con la Sociedad Andaluza de Cardiología, convoca 4 BECAS para la asistencia a su Congreso Anual. Las becas están dirigidas a alumnos de Medicina de la Universidad de Málaga, cuyos Trabajos de Fin de Grado sean admitidos en el Congreso de la Sociedad Andaluza de Cardiología, Córdoba (7-9 de junio de 2018). Dotación: inscripción gratuita y 500 euros cada una para gastos de asistencia.

Descargar las condiciones de acceso a la beca
Apuntes de cardiología_cardiofamilia.org

Cardioatalaya

¿Qué hacemos con nuestros jóvenes?

¿Qué hacemos con nuestros jóvenes?

By Superadministrador (STILOGO)

  Los grandes pensadores del siglo XX, los que con su visión cambiaron la imagen del mundo, son sin duda…

More...
El "negocio" de la Medicina

El "negocio" de la Medicina

By Superadministrador (STILOGO)

  Uno de los componentes imprescindibles del ejercicio de la Medicina debe ser la compasión hacia el enfermo; no en…

More...
Algunos aspectos positivos del Plan Bolonia

Algunos aspectos positivos del Plan Bolonia

By Superadministrador (STILOGO)

  Entre las peculiaridades del conocido como Plan Bolonia para la enseñanza de la Medicina figura un examen final, denominado…

More...
Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2014 JoomlaWorks Ltd.
PRÓTESIS VALVULARES CARDIACAS Introducción

Introducción a las prótesis valvulares cardiacas

Válvulas cardiacas, prótesis biológicas, prótesis mecánicas, bioingeniería humana, prótesis valvulares artificiales.

Las válvulas cardiacas son estructuras en apariencia simples que, como cualquier otro tipo de válvulas, tienen la misión de permitir que el fluido que circula (en este caso, la sangre) lo haga en una dirección, pero no en la contraria. Por sencillas que parezcan, su diseño permite que ejerzan su función de forma incansable a lo largo de muchos años.

La bioingeniería humana aún no ha conseguido acercarse a su espectacular rendimiento. Suele decirse, de forma no infundada, que es mejor una mala válvula natural que una buena prótesis valvular artificial. Ahora bien, hay momentos en que las válvulas naturales están tan deterioradas que hay que recurrir a su reparación o substitución. La reparación, que es preferible, no siempre es factible. Debe emplearse entonces una prótesis valvular.

Las prótesis valvulares artificiales suponen un importante avance de la cirugía cardiaca, pero de ninguna manera constituyen un retorno a la normalidad. Puede considerarse que este tipo de dispositivos son una enfermedad por sí mismos, con una serie de riesgos y complicaciones bien definidas.

Existen básicamente dos diseños de prótesis valvular:

  • Prótesis biológicas: construidas con materiales biológicos de origen animal o humano, por lo general montados sobre un soporte mecánico.
  • Prótesis mecánicas: emplean materiales como el carbón pirolítico, titanio, etc.

coda-cardiofamilia

Las válvulas biológicas son escasamente trombogénicas, aunque cuando se implantan a un paciente con riesgo de tromboembolismo por otros motivos (gran aurícula izquierda, fibrilación auricular) deben acompañarse de tratamiento anticoagulante permanente. Por otra parte su durabilidad es limitada, y la mayor parte necesitan ser reemplazadas al cabo de diez años.

Las válvulas mecánicas no tienen, a priori, este problema, pero su naturaleza trombogénica exige anticoagulación en todos los casos.

Compartir y añadir a favoritos

Sobre el contenido editorial

Todos los artículos publicados han sido escritos y revisados por los médicos que integran el comité editorial de Cardiofamilia. Si quiere saber quiénes forman el equipo editorial, pulse aquí.

[Prótesis valvulares cardiacas]

  • Las prótesis valvulares artificiales suponen un importante avance de la cirugía cardiaca, pero de ninguna manera constituyen un retorno a la normalidad.
  • Las válvulas biológicas son escasamente trombogénicas, pero cuando se implantan en pacientes con riesgo de tromboembolismo por otros motivos (gran aurícula izquierda, fibrilación auricular) deben acompañarse de tratamiento anticoagulante permanente. Su durabilidad es limitada y la mayor parte de ellas debe reemplazase al cabo de diez años.
  • Las válvulas mecánicas, por su naturaleza trombogénica, exigen anticoagulación en todos los casos.
Banner
Publicidad