Apuntes de cardiología_cardiofamilia.org

Cardioatalaya

El bien morir

El bien morir

By Superadministrador (STILOGO)

En los últimos tiempos se ha abierto, a nivel legislativo y social, el recurrente debate sobre la eutanasia. El ayudar…

More...
¿Amenaza u oportunidad?

¿Amenaza u oportunidad?

By Superadministrador (STILOGO)

Las migraciones hacia Europa de gentes que huyen de la guerra o, sencillamente, de la pobreza, son ante todo un…

More...
Datos para el optimismo

Datos para el optimismo

By Superadministrador (STILOGO)

  El Sistema Sanitario Público español tiene muchas deficiencias, algunas de las cuales son bien conocidas: insuficiente dotación, sobresaturación, listas…

More...
Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2014 JoomlaWorks Ltd.

Cursos gratuitos en Cardioformación

DIAGNÓSTICO Y TERAPIA Fármacos antiisquémicos Betabloqueantes y otros

Betabloqueantes y otros fármacos

Betabloqueantes en la angina estable, reducción de la frecuencia cardiaca, reducción de la tensión arterial, aumento de contractilidad, aumento de la resistencia coronaria, empeoramiento de la angina vasospástica, inconvenientes de los betabloqueantes, ivabradina, agente bradicardizante, trimetazidina, ranolazina.

El efecto beneficioso del tratamiento con betabloqueantes en la angina estable se basa en primer lugar en una reducción de las demandas metabólicas de O2. Estos agentes reducen la frecuencia cardiaca en reposo y atenúan en gran medida el aumento de ésta como respuesta al ejercicio; pero además reducen la tensión arterial y el aumento de contractilidad inducida por la estimulación adrenérgica, con lo que tienen acciones múltiples sobre los diversos factores responsables del consumo miocárdico de O2. Sin embargo, pueden aumentar la resistencia coronaria por lo que pueden empeorar la angina vasospástica.

Este aumento de la resistencia coronaria no tiene por qué tener consecuencias negativas en los pacientes con lesiones coronarias fijas; de hecho, en estos casos el flujo coronario podría verse dirigido hacia las regiones irrigadas por los vasos en que hay lesiones, ya que la competencia representada por la vasodilatación de los territorios sanos sería menor. En todo caso, se ha demostrado que estos agentes redistribuyen el flujo desde el subepicardio hacia el subendocardio, que es la región más vulnerable en caso de isquemia.

Inconvenientes de los betabloqueantes:

  • 1. La capacidad de incrementar el vasoespasmo.
  • 2. Las contraindicaciones conocidas: broncoespasmo, arteriopatía periférica, enfermedad del seno, trastornos de la conducción auriculoventricular, ciertas formas de insuficiencia cardiaca, etc. De hecho, los betabloqueantes están hoy admitidos como tratamiento eficaz de la insuficiencia cardiaca secundaria a disfunción sistólica del ventrículo izquierdo, siempre que la situación clínica sea estable.
  • 3. El aumento de las resistencias periféricas, menor en los agentes β1 selectivos y en los betabloqueantes vasodilatadores, que puede contribuir a incrementar las demandas de O2.

coda-cardiofamilia

Otras fármacos empleados en el tratamiento de la cardiopatía isquémica son la ivabradina, agente bradicardizante agente bradicardizante que puede ser muy útil en particular en pacientes que no toleran betabloqueantes y que ha demostrado reducir la mortalidad en pacientes que no toleran la insuficiencia cardiaca; la trimetazidina y la ranolazina, que tienen acción a nivel metabólico. 

Compartir y añadir a favoritos

Sobre el contenido editorial

Todos los artículos publicados han sido escritos y revisados por los médicos que integran el comité editorial de Cardiofamilia. Si quiere saber quiénes forman el equipo editorial, pulse aquí.

Banner
Publicidad