cardioatalaya banner estrecho

Cardioatalaya Eduardo de Teresa

El bien morir

Cardioatalayax700

En los últimos tiempos se ha abierto, a nivel legislativo y social, el recurrente debate sobre la eutanasia. El ayudar a “bien morir” tropieza con el arraigado tabú que obliga a preservar y prolongar, cueste lo que cueste, la vida humana; tabú tanto más poderoso cuanto que asienta sus raíces en el instinto de conservación. Este tema siempre provoca un cierto desconcierto en los médicos, que basamos nuestra profesión en ayudar a los pacientes a vivir más tiempo. Pero no debemos rehuir el debate, que es de hondo calado. La muerte es inevitable, y una vez que asumimos a nivel personal este hecho, solo quedan dos incógnitas: cuándo y cómo.

La Medicina tiene mucho que decir en estas dos cuestiones; el asunto es si se reconoce el grado de autonomía de cada individuo para decidir sobre estos aspectos clave, comenzando por las consideraciones éticas y continuando con la responsabilidad de la toma de decisiones, las garantías imprescindibles, los actores, etc. No es un tema para respuestas fáciles, y los médicos, que convivimos a diario con pacientes que sufren y se enfrentan a la muerte, tenemos la obligación de implicarnos con nuestra experiencia y nuestras opiniones sobre algo que –sí, incluso a nosotros nos afecta muy de cerca.

  • Eduardo de Teresa es Director de la Unidad de Gestión Clínica del Área del Corazón y Jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria de Málaga, y catedrático de Medicina de la Universidad de Málaga.

coda-cardiofamilia

Compartir y añadir a favoritos

¿Amenaza u oportunidad?

Cardioatalayax700

Las migraciones hacia Europa de gentes que huyen de la guerra o, sencillamente, de la pobreza, son ante todo un problema humano. Para los políticos es un asunto complejo, cuya solución radica siempre en otra parte, y que perciben como una amenaza. Pero ¿podría ser también una oportunidad? Para gran parte de los países europeos, y para España en particular, la verdadera amenaza a medio plazo es la demografía. El aumento de la expectativa de vida y la baja natalidad ponen el riesgo el estado del bienestar. Los nacimientos en 2017 fueron en España un 24 % menos que en 2008, año de bonanza económica, durante la cual la tasa de inmigrantes se duplicó. También en 2017, y por primera vez, el crecimiento vegetativo español fue negativo.

Por otra parte, los inmigrantes africanos o sudamericanos suelen ser jóvenes y proceden de culturas de mayor natalidad que la nuestra; es más, suelen ser el resultado de una selección natural, pues son los que han tenido la iniciativa de mejorar su vida y el valor de arrostrar los innumerables problemas que abandonar su tierra implican. En otras palabras, la acogida e integración de las personas que arriban a nuestras costas, ¿podría ser una solución para ellos… y para nosotros? Por supuesto que una política en esta dirección se encontraría con múltiples problemas de todo tipo. Pero lo que los ciudadanos europeos debemos exigir a nuestros políticos es que enfrenten los problemas reales y lleguen a soluciones imaginativas, en vez de enfrascarse en la habitual y cansina lucha permanente entre ellos.

  • Eduardo de Teresa es Director de la Unidad de Gestión Clínica del Área del Corazón y Jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria de Málaga, y catedrático de Medicina de la Universidad de Málaga.

coda-cardiofamilia

Compartir y añadir a favoritos

Misión de la Universidad

Cardioatalayax700

El 1930 Ortega y Gasset pronunció una conferencia en la Universidad de Madrid cuyo título “Misión de la Universidad” dio nombre a un libro de ensayos publicado posteriormente. Ortega afirmaba que la misión de la Universidad no era la investigación, aunque esta era una de las tareas de la institución; su misión era, más bien, enseñar y transmitir los resultados de la investigación.

Nuestra Universidad, y en particular la ANECA (Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación) no parece estar muy de acuerdo con el filósofo, pues a la hora de acreditarse para profesor permanente exige un alto nivel de producción investigadora que, en el caso de los aspirantes a profesores clínicos, resulta difícil de alcanzar. Es por ello por lo que cada vez existen menos profesores vinculados a actividad clínica en nuestras Facultades de Medicina y por lo que aquellos que se incorporan, superan de media los cincuenta años de edad, según revela un informe de la Conferencia de Decanos de Facultades de Medicina, de título revelador: “La formación de los médicos, en situación crítica”.

Resulta además que la capacidad docente es poco considerada o evaluada en los procesos de acceso por lo que, si no se modifica el sistema, estaremos abocados a que la enseñanza de la Medicina Clínica sea llevada a cabo por médicos en los que prime la faceta investigadora; no la docente (enseñanza) ni la Clínica. Urge tomar conciencia del problema y arbitrar los medios que, ahora que aún estamos a tiempo, puedan evitar un previsible desastre futuro.

  • Eduardo de Teresa es Director de la Unidad de Gestión Clínica del Área del Corazón y Jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria de Málaga, y catedrático de Medicina de la Universidad de Málaga.

coda-cardiofamilia

Compartir y añadir a favoritos

¿Para qué sirven los congresos médicos?

Cardioatalayax700

En estos días se está celebrando el congreso anual del American College of Cardiology, un congreso que solía ser imprescindible si uno quería estar al día de los últimos avances en el campo cardiovascular. Hace unos años la única forma de saber lo que allí se trataba era asistir; hoy, basta con recorrer los lugares adecuados de Internet para asistir a las presentaciones, debates y conferencias. Incluso podemos descargarnos el material correspondiente. Además los resultados de los principales ensayos suelen publicarse de forma simultánea en las grandes revistas médicas.

Entonces, ¿para qué asistir? Hombre, es obligatorio para los que presentan comunicaciones y es un muy conveniente escaparate para la industria farmacéutica y de dispositivos. Pero ¿y el resto de los cardiólogos? Bueno, los congresos siguen siendo el foro adecuado para reunirse de modo informal con gente que trabaja en campos parecidos, para encontrarse con colegas o amigos, para intercambiar ideas y elaborar proyectos… en suma, para mantener algo tan importante en este negocio, como lo es en tantos otros, como la relación humana y el toque personal.

  • Eduardo de Teresa es Director de la Unidad de Gestión Clínica del Área del Corazón y Jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria de Málaga, y catedrático de Medicina de la Universidad de Málaga.

coda-cardiofamilia

Compartir y añadir a favoritos

¿El fin de la cirugía cardiaca?

Cardioatalayax700

Cuando a finales del siglo pasado se introdujo la angioplastia coronaria, no faltaron voces que predijeron el fin próximo de la cirugía coronaria. El debate se reabre ahora, con las nuevas técnicas que permiten implantar una válvula aórtica sin necesidad de cirugía. Inicialmente, el reemplazo valvular aórtico percutáneo, o TAVI por sus siglas en inglés, se limitó a enfermos inoperables; pero progresivamente, a medida que se iban constatando sus buenos resultados, se ha ido ampliando a pacientes con grados variables de riesgo quirúrgico. Es evidente que esta técnica supone una menor agresión para el paciente y que, en numerosos casos, goza también de sus preferencias. ¿Por qué no terminar aplicándola, pues, a todos los casos de estenosis aórtica severa? Una de las razones es la falta de datos sobre la durabilidad a largo plazo de las válvulas implantadas por vía percutánea. Comenzamos ahora a recibir esos datos.

El pasado año se publicó el análisis de una serie de pacientes que recibieron estas prótesis, mostrando una tasa de degeneración de la válvula cercana al 15% a los siete años. Esta tasa es ligeramente superior a la esperada en las prótesis valvulares implantadas por vía quirúrgica, aunque hay que tener en cuenta que la población de pacientes es muy peculiar, con avanzada edad y numerosas comorbilidades, y que se refiere a los primeros modelos de bioprótesis que han sido sustituidas en la actualidad por modelos más avanzados. Habrá que esperar, por tanto, a tener más datos y más tiempo de observación. Pero, mientras, podemos aventurar que, al igual que la angioplastia y el implante de stents no ha terminado con la cirugía coronaria, es difícil que las TAVIs, o las nuevas prótesis mitrales o tricúspides que se empieza a implantar por vía percutánea, lo hagan con la cirugía valvular. Eso sí, la cirugía se irá desplazando hacia técnicas distintas, sobre todo de reparación en vez de reemplazo, y en una población diferente de enfermos.

  • Eduardo de Teresa es Director de la Unidad de Gestión Clínica del Área del Corazón y Jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria de Málaga, y catedrático de Medicina de la Universidad de Málaga.

coda-cardiofamilia

Compartir y añadir a favoritos

Datos para el optimismo

Cardioatalayax700

El Sistema Sanitario Público español tiene muchas deficiencias, algunas de las cuales son bien conocidas: insuficiente dotación, sobresaturación, listas de espera, fragmentación territorial…, pero sigue siendo uno de los mejores del mundo. Recientemente la prestigiosa revista Lancet ha publicado un artículo comparando la calidad y accesibilidad de los sistemas de salud en 195 países. España ocupa un honroso 19º puesto; pero si nos centramos en la atención a las enfermedades cardiovasculares ascendemos hasta el décimo puesto, con una nota de 93,4 sobre 100, muy cerca del primero, Holanda (96,8/100) y a gran distancia de, por ejemplo, Estados Unidos (70/100). Es más, en la atención a las enfermedades coronarias, la puntuación es inmejorable (100/100), lo que refleja seguramente la amplia implantación de la atención revascularizadora temprana al infarto de miocardio, el conocido Código Infarto.

Por otra parte, los datos de Estados Unidos deben hacernos reflexionar, pues con frecuencia consideramos la medicina de ese país como la más avanzada del mundo. Pero, aunque eso puede ser cierto, no lo es para toda la población; y lo será aún menos cuando su actual presidente desmonte por completo el Obamacare, modesto intento de extender la asistencia sanitaria a amplias capas de la población hasta entonces privada del acceso a ella. No basta con tener magníficos centros de referencia dotados de lo último en tecnología y con los mejores profesionales; hay que procurar que esa riqueza asistencial llegue a toda la población. Y en ese difícil equilibrio entre profundidad y extensión, la asistencia cardiovascular española sale bastante bien parada. Deberemos, eso sí, siendo conscientes de nuestras deficiencias; pero como paso diagnóstico previo para intentar mejorar algo que ya es bastante bueno.

  • Eduardo de Teresa es Director de la Unidad de Gestión Clínica del Área del Corazón y Jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria de Málaga, y catedrático de Medicina de la Universidad de Málaga.

coda-cardiofamilia

Compartir y añadir a favoritos

Algunos aspectos positivos del Plan Bolonia

Cardioatalayax700

Entre las peculiaridades del conocido como Plan Bolonia para la enseñanza de la Medicina figura un examen final, denominado ECOE (Evaluación de Competencias Objetivas Estructuradas), en que los alumnos deben circular por una serie de estaciones donde se someten a una evaluación práctica; deben enfrentarse con enfermos, representados por actores, realizar técnicas (RCP, sondajes, suturas…), interpretar resultados de pruebas de imagen, etc. Probablemente este examen final va a obligar a modificar la forma en que, aún en muchas Facultades, se sigue enseñando la Medicina Clínica. Pese a que hace ya tiempo que conocemos las ventajas de la enseñanza basada en la solución de problemas (“problem oriented approach”), muchas clases magistrales siguen comenzando con el anuncio del diagnóstico: “Hoy vamos a hablar de la estenosis mitral”, de forma que se comienza por lo que, en la práctica clínica, es el final de la aproximación diagnóstica. De ese modo se favorece un aprendizaje en el que prima la deducción, a partir del conocimiento de lo que padece el enfermo, frente a la inducción que supone llegar al diagnóstico a partir de los síntomas y signos que nos refiere el paciente. Es claro cuál es la mejor manera de replicar lo que sucede en la clínica diaria; y parece claro que, si se quiere preparar a los alumnos para superar el ECOE y, en el fondo, para atender pacientes, habrá que incorporar las técnicas de enseñanza basadas en la resolución de problemas a todas las asignaturas clínicas.

  • Eduardo de Teresa es Director de la Unidad de Gestión Clínica del Área del Corazón y Jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria de Málaga, y catedrático de Medicina de la Universidad de Málaga.

coda-cardiofamilia

Compartir y añadir a favoritos

El "negocio" de la Medicina

Cardioatalayax700

Uno de los componentes imprescindibles del ejercicio de la Medicina debe ser la compasión hacia el enfermo; no en el sentido de lástima, sino en el de ser capaces de “padecer con” o, al menos, comprender al que sufre como alguien no diferente de quien seremos nosotros dentro de un tiempo. Y posiblemente una mayoría de los que deciden ser médicos lo hacen movidos por la oportunidad, que la profesión conlleva, de ayudar a otros. Por eso son muestra de escasa sensibilidad titulares como el reciente de una publicación destinada a profesionales de la sanidad: El mercado del dolor articula menores crecimientos. Es razonable que las empresas que invierten en la investigación farmacéutica pretendan obtener un legítimo retorno a su inversión; posiblemente si no hubiese beneficios no habría investigación, que siempre comporta un riesgo. Pero de ahí a considerar el dolor (de los demás) un mercado hay un salto excesivo. Es más ¿sería deseable para que el mercado creciera que hubiese más dolor? No parece en todo caso que noticias de este tipo contribuyan a mejorar la imagen negativa que parte de la población tiene de las industrias del sector.

  • Eduardo de Teresa es Director de la Unidad de Gestión Clínica del Área del Corazón y Jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria de Málaga, y catedrático de Medicina de la Universidad de Málaga.

coda-cardiofamilia

Compartir y añadir a favoritos

¿Qué hacemos con nuestros jóvenes?

Cardioatalayax700

Los grandes pensadores del siglo XX, los que con su visión cambiaron la imagen del mundo, son sin duda los físicos que establecieron las bases de la relatividad y la mecánica cuántica. Casi todos ellos (Einstein, Heisenberg, Schröedinger…) obtuvieron el Premio Nobel por trabajos llevados a cabo antes de cumplir los treinta años de edad. Es en esos años cuando la mente humana es más creativa, y cuando se está en disposición de ver el mundo con ojos nuevos.

¿Y qué hacen a esa edad nuestros médicos jóvenes/estudiantes de Medicina, sin duda lo mejor de su generación como demuestra su éxito al superar los exigentes procesos de selección a que se ven sometidos? Abrumados por la necesidad de dominar cada vez más materias y sobrepasados por la carga de tareas que les imponemos, posiblemente cualquier cosa menos ser creativos. Es cierto que la competitividad a que se ven expuestos en el mercado laboral no deja opción a muchas alternativas, pero de alguna forma deberíamos plantearnos maneras de permitirles expresar su creatividad, sacudir las rutinas y explorar nuevos paradigmas. No solo por ellos, sino por toda la sociedad que no puede permitirse el lujo de prescindir de sus mejores profesionales en el mejor momento de sus vidas.

  • Eduardo de Teresa es Director de la Unidad de Gestión Clínica del Área del Corazón y Jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria de Málaga, y catedrático de Medicina de la Universidad de Málaga.

coda-cardiofamilia

Compartir y añadir a favoritos

Más artículos...

Pág. 1 de 2

<< Inicio < Prev 1 2 Próximo > Fin >>

Información de apoyo

La información que se proporciona en Cardiofamilia está dirigida principalmente a médicos y a estudiantes de medicina. Excepto el área de consultas para facultativos, todas las secciones están en abierto. Si accede como paciente o visitante debe saber que la información de esta web ha sido planteada para apoyar, no reemplazar, la relación directa que existe entre el paciente y su médico.

coda-cardiofamilia

  • Si tiene problemas con la salud, consulte a su médico.

  Cardiofamilia emplea feeds propios pero también ofrece vínculos a fuentes externas como YouTube o Wikipedia. Esos contenidos se sugieren por si son de interés para los usuarios, pero Cardiofamilia únicamente es responsable de los feeds que se refieren a sus propias secciones.
Banner
Publicidad