Cardioatalaya

¿Qué equipo de fútbol es mejor?

¿Qué equipo de fútbol es mejor?

By Superadministrador (STILOGO)

More...
Enfermedades cardiovasculares y riqueza regional

Enfermedades cardiovasculares y riqueza regional

By Superadministrador (STILOGO)

  Las comunidades autónomas con menor PIB per capita tienen una mayor carga de enfermedad cardiovascular, o al menos eso…

More...
Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2014 JoomlaWorks Ltd.
Apuntes de cardiología_cardiofamilia.org
CLÍNICA Valoración de la disnea

Formas de presentación y valoración de la disnea

Origen, instauración y cuantificación de la disnea, clasificación funcional por New York Heart Association, subjetividad del criterio del paciente, ortopnea, disnea paroxística nocturna.

Cuando el cuadro es de instauración progresiva a lo largo del tiempo, la disnea puede ser también de instauración paulatina, hasta el punto que el paciente puede no ser consciente de ella e incluso restringir su actividad física habitual para adecuarla a sus posibilidades. Por el contrario, en otros casos la instauración es más brusca. La disnea de la insuficiencia cardiaca es inicialmente de esfuerzo y, conforme avanza el cuadro, va apareciendo con ejercicios físicos de menor intensidad e incluso durante el reposo. La razón de que la disnea aparezca o se intensifique durante el ejercicio es el aumento de la frecuencia cardiaca y del gasto cardiaco para asumir las necesidades del organismo.

Muy importante en la valoración de la disnea es su cuantificación. Este es un aspecto difícil, ya que la disnea es una sensación subjetiva, y en su aparición y percepción juegan múltiples factores individuales. Una aproximación válida suele ser preguntar al paciente por los pisos de escaleras que es capaz de subir, no sin que aparezca disnea, sino sin que esta sea tan intensa como para obligarle a detenerse.

Ahora bien, la repercusión sintomática depende de las circunstancias individuales; no es lo mismo la aparición de disnea incapacitante al subir tres pisos de escaleras en un deportista entrenado que en un ama de casa obesa de mediana edad. Por ello una clasificación muy empleada, que guarda relación con la actividad habitual de cada paciente como punto de referencia, es la de New York Heart Association (NYHA). En esta clasificación se distinguen los siguientes grupos:

Clasificación Funcional de New York Heart Association

  • Grado   I. Disnea que aparece con esfuerzos superiores a los que representa la actividad habitual del paciente (asintomático con actividad habitual).
  • Grado  II. Disnea que aparece con las actividades habituales del paciente.
  • Grado III. Disnea que aparece con esfuerzos menores de los habituales.
  • Grado IV. Disnea de reposo.

coda-cardiofamilia

Podría entenderse que el grado I corresponde a pacientes sin insuficiencia cardiaca; en general se utiliza para aquellos enfermos que han estado en situación de insuficiencia cardiaca sintomática, pero cuyos síntomas han desaparecido en virtud del tratamiento.

En los cuadros de larga evolución la sintomatología confesada por el enfermo puede ser engañosa, ya que a lo largo de los años se ha ido acostumbrando a una reducción paulatina de su actividad hasta que llega un momento en que lo que a él le parece normal se encuentra por debajo de cualquier estándar comparativo. En estos casos puede ser conveniente recurrir a pruebas objetivas para valorar la cuantía de su limitación funcional.

coda-cardiofamilia

Una forma particular de disnea en el paciente cardiaco es la ortopnea, que es la disnea de decúbito. Éste es un componente frecuente de la disnea de origen cardiaco, y obedece al aumento del retorno venoso durante el decúbito, con un desplazamiento del pool venoso sistémico hacia el pulmonar; a ello se añade la elevación diafragmática que reduce la movilidad y los volúmenes pulmonares. El interrogatorio del paciente con insuficiencia cardiaca debe incluir, como pregunta obligada, la de con cuántas almohadas duerme el paciente.

La disnea paroxística nocturna o asma cardial es un acceso brusco de disnea que despierta al enfermo. Los factores que agravan la situación hemodinámica son los ya citados para la ortopnea, a los que pueden añadirse causas desencadenantes (arritmias, etc.). El paciente que duerme puede tolerar relativamente bien incrementos importantes de la presión capilar pulmonar, de manera que sólo se despierta cuando ya existe edema pulmonar y broncoespasmo.

Compartir y añadir a favoritos

Sobre el contenido editorial

Todos los artículos publicados han sido escritos y revisados por los médicos que integran el comité editorial de Cardiofamilia. Si quiere saber quiénes forman el equipo editorial, pulse aquí.

[Disnea y ejercicio]

  • La razón de que la disnea aparezca o se intensifique durante el ejercicio es el aumento de la frecuencia cardiaca y del gasto cardiaco para poder asumir las necesidades del organismo.

[Ortopnea y disnea nocturna]

  • Alguna formas particulares de disnea de origen cardiaco son la ortopnea, o disnea decúbito, y la disnea paroxística nocturna, cuyos síntomas se agravan cuando hay edema pulmonar y broncoespasmo.

[Subjetividad del paciente]

  • En los cuadros de larga evolución la sintomatología confesada por el enfermo puede ser engañosa, ya que éste frecuentemente se ha acostumbrado a una reducción paulatina de la actividad física. En tales casos puede ser conveniente efectuar pruebas objetivas para valorar la cuantía de la limitación funcional.

Certificaciones web médica

  Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario

Electrocardiografia de las arritmias cardiacas

Curso electro
Curso interactivo con numerosos minicasos clínicos, que permite aprender de forma sencilla las bases del reconocimiento electrocardiográfico y del manejo de las arritmias más habituales.

Profesorado que lo imparte

Ver vídeopresentación Matricularse ahora

Banner
Publicidad