Cardioatalaya

¿Qué equipo de fútbol es mejor?

¿Qué equipo de fútbol es mejor?

By Superadministrador (STILOGO)

More...
Enfermedades cardiovasculares y riqueza regional

Enfermedades cardiovasculares y riqueza regional

By Superadministrador (STILOGO)

  Las comunidades autónomas con menor PIB per capita tienen una mayor carga de enfermedad cardiovascular, o al menos eso…

More...
Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2014 JoomlaWorks Ltd.
Apuntes de cardiología_cardiofamilia.org
BASES DE LAS ARRITMIAS Tratamiento de las arritmias

Tratamiento de las arritmias

Tratamiento de las arritmias, tratamiento no farmacológico, marcapasos, desfibrilador automático implantable, ablación con radiofrecuencia, tratamiento farmacológico, fármacos antiarrítmicos, clasificación de Vaughan Williams, betabloqueantes.

El tratamiento de las arritmias puede ser farmacológico y no farmacológico.

I. TRATAMIENTO NO FARMACOLÓGICO DE LAS ARRITMIAS

Se divide en:

  • Marcapasos: el marcapasos definitivo es un dispositivo que permite estimular el corazón a frecuencias programables. Se compone de uno, dos o tres cables que se colocan por vía endovenosa en la AD, VD o a través de seno coronario para estimulación en VI; conectados a un generador que se coloca subcutáneo en la zona infraclavicular. Se utilizan en caso de bradiarritmias sintomáticas, habitualmente originadas por disfunción del nodo sinusal o bloqueo AV. Existen también marcapasos transitorios, con un electrodo temporal que permite su posterior retirada, y marcapasos transcutáneos, que permiten la estimulación mediante parches cutáneos, y que se utilizan en situaciones de emergencia o en procesos que provocan bradicardia y son reversibles (medicamentos, trastornos iónicos, etc.).
  • Desfibrilador automático implantable: dispositivos implantables que pueden detectar y tratar las arritmias ventriculares malignas, de manera que previenen la muerte súbita en pacientes que han presentado ya un evento arrítmico o están en riesgo de padecerlo (miocardiopatía dilatada de origen isquémico o dilatada, hipertrófica, canalopatías, etc.). Las arritmias pueden terminar con sobreestimulación de las mismas (estimulando a mayor frecuencia) o mediante choques eléctricos. Se implantan de forma endovenosa, como los marcapasos, y también tienen función de estimulación para las bradicardias.
  • Ablación con radiofrecuencia: mediante la utilización de catéteres de forma temporal, por vía endovascular, se puede aplicar una forma de energía, radiofrecuencia, que permite calentar los tejidos a temperatura controlable para “destruir” los circuitos o los focos implicados en el origen de la taquicardias.

coda-cardiofamilia

 

II. TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO DE LAS ARRITMIAS: FÁRMACOS ANTIARRÍTMICOS

Clasificación de Vaughan Williams

  • Clase I: actúan sobre los canales de Na+ bloqueándolos. Algunos aumentan la duracion del potencial de acción, otros lo retrasan y otros lo estrechan.

IA: aumentan la repolarización (quinidina, procainamida, disopiramida). La procainamida se utiliza en el tratamiento de extrasístoles y taquicardias ventriculares.

IB: disminuyen la repolarización (mexiletina, lidocaína, tocainida). La lidocaína se usaba mucho en los pacientes en fase aguda de infarto cuando tenían muchas extrasístoles, lo cual se consideró como un marcador de mortalidad porque podían producir arritmias ventriculares y la muerte. Pero varios estudios demostraron que, con esta medida, los pacientes morían con mayor frecuencia. Ahora sólo se utiliza en arritmias ventriculares cuando se sospecha cierto grado de isquemia, pero no en caso de extrasístoles. La mexiletina ya no se usa. La tocainida ya no existe.

IC: aumentan la repolarización y el PA (flecainida, propafenona, encainida). Hoy en día se utilizan casi en exclusiva los del grupo IC (sobre todo flecainida y propafenona). En las fibrilaciones auriculares se utilizan siempre y cuando el paciente no sea cardiópata, porque un problema de estos fármacos es que aumentan la mortalidad en los cardiópatas, sobre todo con función ventricular deprimida (porque producen arritmias). La encainida no se usa en España.

  • Clase II: betabloqueantes (atenolol, propanolol, bisoprolol, carvedilol). Actúan bloqueando el efecto de las catecolaminas. Disminuyen la velocidad de ascenso en la fase 0 del potencial calciodependiente, que depende de las catecolaminas, por lo que disminuyen el automatismo, provocan bradicardia. Afecta mucho al sistema nervioso vegetativo: elimina los síntomas vegetativos como el temblor o la sudoración. También se utilizan en otras patologías como la insuficiencia cardiaca y la cardiopatía isquémica, la HTA. De ahí la importancia de los betabloqueantes en cardiología.
  • Clase III: son bloqueantes de los canales de K+, por lo que aumentan la repolarización (amiodarona, sotalol, dofetilide). Tienen efectos muy variados. La amiodarona es el más usado para las arritmias, sobre todo en urgencias, porque a diferencia de todos los demás (excepto los betabloqueantes), este fármaco es seguro. En los estudios realizados no muestra efectos adversos en cuanto a aumento de mortalidad. Por tanto puede ser utilizado en pacientes con cardiopatía asociada y con disfunción ventricular. Hace poco se desarrolló un fármaco llamado dronedarona, que era igual que la amiodarona pero sin yodo en su molecula, razón por la que no provoca alteraciones en el tiroides. La contrapartida es que no tiene la misma eficacia, ni el mismo perfil de seguridad, ni se puede utilizar en todos los pacientes. El sotalol tiene acción tipo III y tipo II (es un betabloqueante).
  • Clase IV: bloqueantes de canales de Ca2+ (verapamilo, diltiazem). Se usan también en la cardiopatía isquémica y en la HTA. Hay más fármacos bloqueantes de calcio (amlodipino y nimodipino entre otros), aunque éstos no tienen propiedad antiarrítmica. Actúan principalmente en las células calciodependientes, disminuyendo la velocidad de ascenso del potencial de acción en el fase 0, con lo que disminuyen el automatismo y enlentecen la conducción a nivel del nodo AV.

coda-cardiofamilia

Compartir y añadir a favoritos

Sobre el contenido editorial

Todos los artículos publicados han sido escritos y revisados por los médicos que integran el comité editorial de Cardiofamilia. Si quiere saber quiénes forman el equipo editorial, pulse aquí.

Electrocardiografia de las arritmias cardiacas

Curso electro
Curso interactivo con numerosos minicasos clínicos, que permite aprender de forma sencilla las bases del reconocimiento electrocardiográfico y del manejo de las arritmias más habituales.

Profesorado que lo imparte

Ver vídeopresentación Matricularse ahora

Banner
Publicidad